Seguinos en
Binaria Seguros

Internacionales

Serios incidentes dejan más de 200 detenidos en las calles de París

Por tercer fin de semana consecutivo, el movimiento que nació para reclamar la bajada del precio del carburante se manifestó en París y otras ciudades de Francia.

Publicado

el

Los chalecos amarillos desafiaron de nuevo este sábado al Gobierno francés. Por tercer fin de semana consecutivo, el movimiento que nació para reclamar la bajada del precio del carburante se manifestó en París y otras ciudades de Francia. Una concentración en el Arco del Triunfo, al norte de la avenida de los Campos Elíseos de la capital francesa, pronto degeneró en enfrentamientos violentos con la policía. Un edificio en esa zona ha sido incendiado por los manifestantes. La policía ha informado de que 205 personas han sido detenidas. Hay al menos 92 heridos, según el diario Le Monde.

El presidente, Emmanuel Macron, que se encontraba en Argentina participando en el G20, sigue sin encontrar la fórmula para desactivar una revuelta con un grito común: “Macron, dimisión”.

Macron busca desactivar, sin ceder, las protestas de los ‘chalecos amarillos’

En París se repitieron las escenas de tensión, que ya marcaron la protesta del 24 de noviembre. La diferencia, esta vez, era que las fuerzas del orden controlaban todos los accesos a los Campos Elíseos. Los comercios, excepto los restaurantes de comida rápida, tapiaron los escaparates para protegerlos de la destrucción.

Muchos chalecos amarillos —la emblemática prenda fluorescente que deben tener todos los automovilistas en sus vehículos— prefirieron no entrar en la avenida, que hace una semana acabó convertida en un campo de barricadas y llamas. Apenas había unos centenares.

Toda la tensión se trasladó al Arco del Triunfo, el monumento en el extremo norte de los Campos Elíseos donde arde la llama al soldado desconocido. Grupos de manifestantes lanzaron objetos a la policía, que respondió con gases lacrimógenos. Hubo pintadas en el monumento y automóviles incendiados. Los manifestantes —casi todos con chaleco amarillo— se dispersaron por las avenidas y calles aledañas

MÁS NOTICIAS

Más Leidas