Un jardín con piedras acerca la naturaleza más distante -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Hogar

Un jardín con piedras acerca la naturaleza más distante

Entre las muchas opciones que existen, está la de elegir piedras que sean de gran tamaño o aquellas que son más pequeñas y que se pueden colocar entre las plantas y flores, quizás formando un camino, junto a una fuente o dentro de ella.

Publicado

el

Los jardines con piedras son tendencia en este 2021, no sólo por su bajo costo sino también porque es una manera de estar en contacto más de cerca con la naturaleza que nos parece distante.

¡Hay muchas formas de decoración por las que vale la pena apostar!. Entre las muchas opciones que existen está la de elegir piedras que sean de gran tamaño o aquellas que son más pequeñas y que se pueden colocar entre las plantas y flores, quizás formando un camino, junto a una fuente o dentro de ella.

Grava, rocas y otras piedras pequeñas pueden usarse. Todas son una excelente forma de crear senderos de jardín y de eliminar malezas, además no interfieren con los árboles y arbustos. Por otro lado, si querés construir una fuente de jardín, un arroyo o un estanque, necesitarás un revestimiento para ello. Las piedras pulidas o negras también pueden verse muy atractivas.

Para conseguir un jardín con aspecto actual, se puede cubrir todo el piso con plantas y agregarle piedras que las hay de distintos colores como los negros (que ya los mencionamos), blancos y grises; todos en sus distintas tonalidades: más claros, más oscuros, términos medios. Si lo construís así vas a ahorrar césped, aunque mantenerlo sale un poco más.

Si el patio es reducido, también pueden usarse plantas y piedras. Si éstas últimas son de distintos tamaños, quedarán divinas. También, pueden proyectarse caminos de piedras no importa cuál sea la dimensión que se tenga. Su lado positivo, además de embellecer es evitar pisar las plantas o pasto y se les puede dar distintas formas: ondulados, rectos, tipo caracol, zig zag; en definitiva, lo que se te ocurra quedarán bellos, muy bellos.

           

De este modo, podés colocar una serie de piedras que sean pequeñas, pero para no resbalarse o para no clavárselas, lo ideal es colocar algunas losas que combinen y que permitan caminar sin problemas. Otra posibilidad es la de poner piedras grandes y planas.

Los caminos pueden hacerse algunos para caminar y otros, que sean meramente decorativos y formen parte del paisaje; por lo tanto, incorporarle algo de verde a los costados o de un solo lado, quedará estupendo y le estaría danto el toque casi perfecto y final, más allá de que siempre se puede ir añadiendo ideas que surjan; todo lo que sume, posibilitará el contacto con lo natural y armonioso.

Suplemento HOGAR

Más Leidas