Variedades de té - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Ocio

Variedades de té

Todas las variedades del té (blanco, verde, azul, rojo y negro) provienen de la misma planta, Camellia sinensis (L.) Kuntze, que en estado salvaje puede convertirse en árbol y llegar a medir incluso 12 metros.

Publicado

el

Se distinguen diferentes variedades de té que responden al tipo de procesamiento que hayan sufrido las hojas.

Todas las variedades del té (blanco, verde, azul, rojo y negro) provienen de la misma planta, Camellia sinensis (L.) Kuntze, que en estado salvaje puede convertirse en árbol y llegar a medir incluso 12 metros.

Sin embargo, cuando se cultiva para una posterior recolección y distribución, esta planta no pasa a ser mucho más alta que un arbusto puesto que las ramas se cortan constantemente. Por lo general, se considera té de mejor calidad aquel que ha sido cultivado en zonas montañosas. Más concretamente, regiones de altitud, húmedas y cálidas.

Las distintas variedades de té con apellido cromático, se lo deben, por lo general, al color que adquieren tras el proceso diferenciador (fermentación y tiempo de secado). No es así en el caso del té Oolong, también denominado té azul, donde el nombre no responde al color de ese té en taza.

Para clasificar los tés, hay que tener en cuenta su procesado, pudiendo diferenciar así entre: té blanco, té verde, té rojo, té Oolong o azul y té negro.

Té verde (sin fermentar). En esta categoría, también contemplamos el té blanco, elaborado con las hojas más tiernas del arbusto o brotes nuevos que aún no se han oxidado. Este variedad se caracteriza por su imperante color pálido característico por el uso de las yemas aterciopeladas de la planta.

Té oolong (semi-fermentado),o también conocido como té azul, es una variedad que ha sufrido el proceso de fermentación, pero solo de manera parcial. Por lo general, para este té solo se utilizan hojas enteras.

Té negro (fermentación completa). Esta variedad de té se seca durante más de 12 horas. El proceso de fermentación de la hoja se produce cuando la hoja entra en contacto con el oxígeno del aire. Este proceso, también denominado oxidación es el que le da el rojizo y sabor característico al té negro.

Lee también: Torta galesa: una receta patagónica rica en sabores, aromas e historia

————————————-

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento OCIO

Más Leidas