Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Varela mató a Camila para que no delatara el ultraje sexual

Los fundamentos de la jueza de Garantías para dictar la prisión preventiva de Carlos Varela por el homicidio de Camila, los aprehendidos por los incidentes la tarde del domingo, la personalidad del imputado y el trabajo que realiza para llegar a una condena que podría mantenerlo entre rejas por no menos de 35 años son algunos de los temas abordados con el Dr. Sergio Terrón, fiscal que dirige la causa.

Publicado

el

“Para que un juez dicte prisión preventiva tienen que reunirse los elementos. El primero es probar la existencia del delito cosa que acá nadie duda, a Camila la mataron. El delito esta justificado” afirmó ayer el fiscal Sergio Terrón.
“Aparecen indicios vehementes para entender que el imputado sea el autor de un delito que no es excarcelable y prevé la pena de reclusión o prisión perpetua”.

Macro Recargas

Consideró que la resolución de la Dra. María Laura Durante es “acertada. Correcta, porque al estar reunidos los elementos y haber justificado nuestro pedido analizando la prueba reunida.

Existe la posibilidad que la defensa de Varela apele la medida ordenada por la Jueza de Garantías, “pero en ese caso, al ser tan contundentes los elementos reunidos y tan sólida la decisión de la magistrada, creo que si fuera apelado no podría prosperar”.

ARGUMENTOS CENTRALES

Sobre los argumentos centrales que deberán resolver psicólogos y psiquiatras, a través de pericias e informes es la imputabilidad o no de José Carlos Varela, al Dr. Terrón le da “la impresión que la persona es imputable. No soy psiquiatra, ni psicólogo, ni mucho menos, pero tengo la percepción de una persona que ha trabajado en la justicia durante muchísimos año. Estamos frente a un individuo que pudo comprender la criminalidad del acto “, al “ultrajarla y matarla”.

Remarcó el fiscal que si bien es su impresión “serán los peritos los que van a dictaminar”.

Al referirse a la escena del crimen, la calificó de “muy rica “y se pudo trabajar pese a las dificultados con la que lo hicimos porque no solamente estaba el cuerpo de la niña”.

En principio remarcó el Dr. Terrón una premisa que se menciona con frecuencia, “es cierto que el fallecido habla, cuenta con su cuerpo todo lo que pasó. Camila habló en la autopsia, habló de lo que había padecido, sufrido, de la crueldad “con que fue tratada.

“Pero también tenemos la bicicleta en la escena, las mentiras con que se manejó –Varela- con el personal policial” midiendo además que durante la indagatoria “dio otra versión diferente”.

Reconoció el fiscal que “obviamente, soy el abogado de la acusación, de Camila y de su familia y esa va a ser mi postura”, pero de todas maneras, “es muy difícil tener un homicidio tan claro desde el primer momento”.

CRIMINIS CAUSA

La figura delictiva que se le imputa a José Carlos Varela es la que marca el artículo 80 del CP, homicidio Criminis Causa.

El Dr. Terrón analizó el por qué de esa tipificación siempre con relación a la muerte de la pequeña de 11 años.

“En primer lugar, hubo ultraje sexual y posteriormente, para que la victima no hablara o lo delatara la asesina. Y eso demuestra que el segundo delito fue para encubrir al primero”.

Además se suman dos calificaciones.

“La lleva a un lugar donde la víctima no puede recibir el auxilio de nadie. Eso es alevosía. En cuanto al ensañamiento, “la forma en que la mata nos está demostrando una crueldad innecesaria. Es un cuadro de gran gravedad que amerita, prima facie, la imposición de una pena de prisión o reclusión perpetua, que es a lo que aspiramos llegar desde la Fiscalía”.

Frente a la acusación, el fiscal destacó que, en primer término se está frente a un individuo de 40 años. En segundo lugar, es que el término máximo de la perpetua tiene un término máximo de 50 años. Después, existen algunas posibilidades de libertad condicional pero recién a los 35 de prisión, pero ahora “tenemos que concentrarnos en otra cosa. Es decir, en llegar a que se imponga esa pena”.

TESTIGOS

Algo que aún no se ha podido establecer es cómo llega Camila a la casa quinta de Arias 1559. Y resultaría de trascendencia para la investigación poder establecerlo.

Para que eso ocurra hace falta que “la sociedad colabore. Si hay alguna persona que fue testigo de algo más, que se acerque a la Fiscalía, las puertas están abiertas”.

Es fundamental “si vieron cómo ella se acercó a la quinta, o si esta persona la llamó o la llevó. Cualquier contacto que hayan visto de la nena con el autor del hecho tiene que venir y decirlo. Sumaría muchísimo y nos permitiría aclararlo”.
Un mediodía de domingo, en un barrio con mucha población es casi imposible que alguien no haya visto algo. Pero hasta el momento nadie se acercó”.

LOS DESMANES

Sin dudas una de las tareas más complicadas que tuvo que afrontar el Dr. Sergio Terrón fue preservar la escena del crimen y el cuerpo de Camila. Los destrozos, daños y hasta robos que se producían en el exterior de la quinta de calle Arias eran provocados por gente que quería ingresar a linchar al aprehendido e incendiar la vivienda.

“Primero quiero destacar el comportamiento correcto de la familia que pese al dolor y el sufrimiento extremo que estaban pasando, se desenvolvieron muy bien en todo momento” y recuerda que ese domingo “los hice pasar para que estuvieran cerca de la escena sin ingresar a la casa porque no quería que esto fuera el baño de Nisman donde después no se sabe qué pasó”.
Por eso, esa tarde “entré, cerré el baño y no entró nadie más que la médica que es lo que el protocolo indica. Más allá de los enojos o indignación, mi función era preservar la escena y lo hice”.

También “la policía preservó la escena, aún a riesgo de su integridad física. Con efectivos lastimados o internados. Fue todo un caos donde se quemaron patrulleros, se robaron chalecos había gente con armas de fuego en los alrededores. Fue deplorable, dantesco, lo que hicieron algunas personas. No todas porque también hubo otras que se acercaron a ayudar. Pero nunca falta el que trata de llevar agua para su molino. Fue una locura que no tiene justificación”.

Esa noche, “en primera instancia hubo diez aprehendidos” que no hizo “mas que entorpecer nuestra tarea porque además de abocarnos al homicidio tenemos que trabajar para esas personas que delinquieron”.

Sobre los incidentes, la labor concluida. “Se están siguiendo diferentes líneas de investigación para dar con los autores del incendio de los móviles. Hay algunas filmaciones y vamos a tratar de recuperar los elementos robados. Es deplorable porque todos los ciudadanos de Junín pagamos los móviles”.

Respecto de los aprehendidos, el Dr. Terrón aclaró que algunos cuentan con antecedentes desde menores en causas tal vez no tan relevantes “pero que aprovecharon el momento para ocasionar desmanes y buscar sacar algún beneficio”.
Se manejan otras líneas de “investigación – respecto de los incidentes-, y veremos hasta donde me lleva”.

Haciendo Obras 2

Más Leidas