Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Una mujer se “apoderó” de una billetera en un comercio y fue imputada por hurto 

Las imágenes registradas por las cámaras de seguridad de un comercio en las que una mujer se apoderaba de una suma de dinero que se le había caído a una clienta, terminaron con un allanamiento y el secuestro de lo sustraído.

Publicado

el

El martes, a través de las redes sociales comenzó a circular un video que permitía ver lo que sucedía en el salón comercial de una forrajería.

Universidad Siglo 21

La imagen es muy nítida, inclusive con audio. Mucho movimiento de clientes, seis aproximadamente, el empleado del comercio atendiendo detrás del mostrador y hasta la presencia de un perro paseando por el salón.

De pronto, una mujer que se encontraba adquiriendo mercadería, apoyada en el mostrador del local busca dinero sin advertir que algo había caído en el suelo. Un hombre que se encontraba ubicado detrás suyo y a no más de un metro,  percibe que algo cayó, lo levanta y se lo entrega.

La secuencia continúa cuando apenas unos segundos después, otra clienta, billetera en mano se dispone a pagar la mercadería que se lleva. Es en ese momento cuando dirige la vista hacia el suelo, se agacha, levanta algunos billetes, los guarda disimuladamente, abona su cuenta y se retira sin siquiera detenerse a ayudar a la primera de las mujeres que no deja de buscar entre sus pertenencias, el dinero que ya no estaba en su poder.

Todo habría quedado allí de no ser por la cámara de seguridad del comercio que como un “gran hermano” se transformaba en testigo privilegiado.

Si bien no trascendieron los pasos posteriores, lo cierto es que el martes comenzaron a circular las imágenes en redes sociales. Sobre todo en whatsapp, llegando a viralizarse.

Lo suficientemente claras como para que en poco tiempo comenzaran a agregar nombre, apellido, domicilio de la mujer que se había llevado el dinero.

Y así como se multiplicaban las reproducciones, llegaban a autoridades judiciales y policiales que intervinieron ante lo evidente. Estaban frente a un hurto.

El primer paso era identificar a la víctima. Tarea que no resultó complicada.

Una vez que la mujer declaró, se constató que le habían faltado seiscientos pesos.

Además, gracias a otras cámaras de seguridad que posee el comercio, fue posible seguir a la sospechosa, el vehículo en el que se movilizaba y hasta el dominio.

Con intervención de la Dra. Vanina Lisazo, titular de la UFIJ 1, y el Juzgado de Garantías 2 a cargo de la Dra. Marisa Muñoz Saggesse detectives de la DDI a cargo del Comisario Mayor Miguel Reisenauer realizaron un allanamiento en un inmueble ubicado en Barrio Nuestra Señora de Luján, en  calle Brasil al 300, logrando secuestrar la totalidad del dinero sustraído.

En cuanto a la moradora, quedó imputada por hurto y fue trasladada a Quintana 45, sede de la DDI, donde se dio cumplimiento a lo establecido por la legislación vigente.

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas