Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Una historia de compromiso con los más pequeños

Desde el merendero Rayito de Luz, Rosa Negrete le da de comer a 45 chicos.

Publicado

el

Hace unos meses, Rosa Negrete comenzó a contactarse con amigos y conocidos y empezó a escribir una historia comprometida con los más chicos. Está a la cabeza de un grupo de gente que lleva a cabo un trabajo muy importante buscando cambiar, al menos por un ratito, la realidad de esos pequeños.

Macro Crédito al Instante

Rosa es una mujer que, hace de la solidaridad, un canto a la vida y día tras día lucha por seguir adelante con el merendero Rayito de Luz, ubicado en el barrio Los Almendros.
En declaraciones, Rosa contó que “ya llevamos casi medio año de tarea con el merendero que está junto a una propiedad familiar. Ya venía trabajando en el tema porque anduve por Los Peques, Los Totoreros, en Frutillitas y también formo parte de la ONG Pensar Junín. Vi que en el barrio había mucha necesidad, y mucho más ahora, y me decidí a armar algo. Comencé pidiendo ayuda vía Facebook, salí a la calle y conformamos un grupo de gente muy buena, que me ayuda muchísimo y está en todo momento. Así comenzamos, con un tablón, sillas, bancos, vasos y platos que nos fueron donando”.
“Un domingo a la tarde salí a repartir folletos anunciando que el lunes abríamos el merendero y ese lunes tuve 45 chicos. El lugar es chico, pero todos entramos. Tenemos una galería donde pueden jugar mientras esperan la merienda y luego, ya a la nochecita, vuelven a sus casas. Los chicos tienen entre 1 y 14 y cuento con muchos colaboradores: gente de la Unidad 16, de la iglesia, del Destacamento del Balneario, a Daniela Felker, Gilda Iglesias, Marisa Echegaray, Lucia Ordoñez, Soledad Figueroa, Sarita Picconi, María Sosa, Silvia Cairo, July Martinotti, Bochi Sandoval, Andrea Molina, panaderías, Rotaract y mucha gente más. Todos los meses festejamos los cumpleaños y cada niño tiene su regalo y su fiesta. Tenemos también apoyo escolar porque lo necesitan mucho”, comentó.

Ayuda de los vecinos

Rosa tuvo mucha ayuda de colaboradores y vecinos para que el merendero crezca día a día. “La gente ayuda y mucho, con todo. Incluso, los integrantes de Rotaract nos consiguieron los útiles escolares esenciales para que vayan a la escuela. Gracias a Dios vamos funcionando bien con ayuda de todos. Cuando era chica también pasé necesidades y siempre digo que ahora devuelvo lo que me han dado. En el merendero no es sólo la tasa de leche, es la presencia, es estar con ellos, escucharlos, jugar. Necesitan contención, te abrazan, te besan. El merendero abre todos los días, entre las 17 y las 20, aunque en verano más tarde, y la dirección, para todos aquellos que quieran colaborar, es Avellaneda y Los Muérdagos y mi celular es 154 661266”, puntualizó.

Seguir adelante

Los integrantes de Rayito de Luz hicieron una asamblea porque tienen que constituir una comisión directiva para poder quedar registrada como una entidad de bien público.
Dijo al respecto que “quiero tener todo en regla y hacer las cosas bien. Esto constituye una tranquilidad”.

Fiesta del Pejerrey

Más Leidas