Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Un solo imputado por la explosión de calle Primera Junta afrontará el juicio

El fiscal Ochoaizpuro afirmó que ya se hizo el pedido de elevación a juicio y corren los plazos para que la defensa haga “lo que estime conveniente”.

Publicado

el

Elevada ya a juicio oral la causa por la explosión en una vivienda de Avenida Primera Junta y que se cobró la vida de un hombre de 70 años y lesiones graves a otros dos, el Dr. Javier Ochoaizpuro, fiscal que instruyó la investigación brindó algunos detalles respecto de los pasos que deberán cumplirse de aquí hasta llegar al debate.
“Hay un solo imputado por homicidio culposo y lesiones culposas y la semana pasada se formalizó la requisitoria de elevación a juicio y corren los plazos para que la defensa haga las presentaciones que estime le competen”.
Recordó que durante la etapa de instrucción se fueron colectando “elementos de prueba que se han ido incorporando, además de testimonios y pericias de la explosión” que permitieron establecer que “tuvo directa vinculación con esa pérdida –de gas-, y la actuación de la persona imputada tiene que ver con Las decisiones que se han tomado respecto de esa fuga”.
En lo que respecta a la acusación y la figura culposa, especificó el funcionario judicial que “por oposición a la dolosa donde hay una intención, un inequívoco direccionamiento de la conducta a consumar un delito, en lo culposo siempre se habla de imprudencia, negligencia o impericia o inobservancia de un deber a su cargo. En este caso lo que se pudo verificar fue que existió “una decisión previa a la explosión que tiene que ver con la inobservancia a los deberes. La explosión se produce inmediatamente después de no haber observado la fuga y esa fuga que originó la explosión. Es, a grandes rasgos, en lo que se basa la investigación y los elementos que se han incorporado”.

Un responsable para el Derecho Penal

Cabe acotar que al debate llega como imputado Rubén Del Negro, ex titular de la Gerencia Técnica de Gas del Grupo Servicios Junín, por homicidio culposo y no existe reproche penal para con la empresa Grupo Junín. En este punto, el fiscal explicó que el derecho penal lo que hace es investigar conductas humanas y en los casos de estos tipos de delitos. Los elementos de prueba nos han hecho acreditar que la responsabilidad recae sobre una persona. Como hay inobservancia en los deberes las formas de participación son de difícil aplicación y la mayoría de los autores así lo especifican. Al no haber direccionamiento a consumar un ilícito no es fácil aplicar los delitos de participación. No obstante, si se hubieran dado se hubieran formulado las imputaciones pero los elementos incorporados hacen que una sola persona se a la que se le atribuye “.

¿En suspenso o de cumplimiento?

La causa llega a debate oral bajo la calificación de homicidio culposo y lesiones culposas y la pena que podría corresponderle al imputado en caso de ser condenado, va desde el mínimo “en suspenso y el máximo es de cumplimiento efectivo. La petición que se formulara en su momento guarda relación además con “circunstancias personales del imputado. Actitudes, acciones previas. Es decir, atenuantes y agravantes”.
Cabe acotar que Rubén Del Negro llega a debate oral con el asesoramiento letrado del ex fiscal, Dr. Marcelo Tuñón. “Es la primera vez que me voy a encontrar con un ex compañero de trabajo y ex colega, cumpliendo una función completamente distinta”

El tragico hecho

El 25 de octubre de 2016, en Avenida Primera Junta 259, una explosión producto de un escape de gas, provocó la muerte de Carlos Martínez, lesiones y quemaduras de gravedad al kinesiólogo Alejandro Flores y a Tomás Rogginkamp, además de la destrucción prácticamente total del inmueble.
Como se recordará, la vivienda era el domicilio particular del profesional y además se encontraba ubicado su consultorio de kinesiología.
En el momento de la explosión –como consecuencia de una pérdida de gas-, Flores se encontraba atendiendo a Carlos Martínez, de 70 años, quien había sufrido un accidente cerebro vascular y se encontraba en etapa de rehabilitación.
Los heridos fueron tres y la peor parte la llevó Martínez que presentó quemaduras en el 50 por ciento del cuerpo, por lo que fue trasladado al Instituto del Quemado en un helicóptero del SAME y fallecería el 5 de noviembre de ese año.
Rogginkamp por su parte, fue asistido en el Hospital Piñeyro y luego derivado a una clínica de la localidad de Merlo.
Los dos hombres estaban por aquellos días en la Mariápolis de O´Higgins.
Y finalmente el kinesiólogo, quien a desde aquel entonces debió someterse a más de 40 intervenciones quirúrgicas como consecuencia de las heridas que le ocasionó la explosión. Aquel siniestro que conmocionó a la ciudad dio inicio a una Investigación Penal Preparatoria dirigida por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 2, Dr. Javier Ochoaizpuro.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas