Un muro verde en casa - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Hogar

Un muro verde en casa

Publicado

el

Estos muros son más que una tendencia urbana: son parte de un estilo de vida sustentable.

Los muros verdes, a los que se les conoce también como “jardines verticales”, son una práctica que desde hace unos pocos años comenzaron a popularizarse en Europa y en América Latina. Esto fue a raíz de la necesidad de proveer de áreas verdes a los espacios públicos de las ciudades; pero ahora ya es común verlos también en edificios de oficinas, de comercios y hoteles, así como en casas, departamentos y azoteas.

Los muros verdes no sólo son una forma de enverdecer las ciudades, sino también una manera eficaz de mitigar sustentablemente la crisis ambiental. Y en casa no sólo embellecen los interiores y exteriores de nuestro hogar, sino que además pueden albergar desde plantas y flores, hasta cultivos de plantas comestibles útiles para tu cocina. Estos hermosos jardines son buenos para el control de la erosión, la humedad y la temperatura, un efecto que se hace más contundente mientras más muros verdes hay en los hogares.

Todo lo que necesitarás lo venden en tiendas especializadas en jardinería, almacenes del hogar y ferreterías. Las plantas elígelas tomando en cuenta en qué espacio estarán, si tendrán sol o sombra, y no dudes en orientarte al respecto con personal de las tiendas especializadas.

Muro minimalista
Tejido de alambre cuadriculado
Aros para maceta
Ganchos de “S” invertida
Tornillos de gancho para sostener el tejido
Taladro
Para realizarlo sólo debes medir tu tejido y colocar los ganchos con tornillo en la pared con ayuda del taladro, de forma que puedas colgar la estructura en el muro. Puedes colocar un toque de color con cuerda de colores amarrada a los extremos de un cuadrado, que además te puede ayudar a ver cuánto crecen tus plantas. O adornar con cuadros u otras figuras que también puedas colgar.

Muro de botellas recicladas
Botellas de dos litros de refresco, vacías y limpias
Tijeras
Cuerda o alambre fino
Juntas metálicas (las consigues en ferreterías)
Tornillos de gancho
Taladro
Tierra
Recorta rectángulos a lo largo de las botellas y hazles dos hoyos paralelos de cada lado para que pase el hilo o alambre. Fíjate en que los hoyos de abajo sean un poco más grandes que las juntas metálicas para que las puedas atorar en los hoyos y asegurar que las botellas no resbalen.

Suplemento HOGAR

Más Leidas