Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Un hombre fue condenado a siete años por abusar de una amiga de su hija

El Tribunal Oral 1 fue conocido este fin de semana aunque la sentencia fue dictada el pasado jueves y condena a Ariel Marcelo Gonzalez, de 45 años.

Publicado

el

Por abusar sexualmente de una amiga de su hija menor de edad, condenaron a cumplir la pena de 7 años de prisión a Ariel Marcelo González, de 45 años, aunque permanecerá en libertad hasta que en una instancia superior confirme la decisión de la Justicia.
El debate oral se realizó en la sala del cuarto piso del palacio de Tribunales y estuvo presidido por el Dr. Esteban Melilli, integrante del TOC 1, de manera unipersonal.
Si bien La Verdad contó con la resolución en el día de ayer, la lectura del veredicto se concretó a las 9 de la mañana del jueves.
El hecho denunciado oportunamente por la madre de la víctima que por entonces tenía 17 años, se radicó en el mes de enero de 2016 y la Investigación Penal Preparatoria fue dirigida por el Dr. Javier Ochoaizpuro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 2.
El imputado, González, contó con el asesoramiento legal del Dr. Darío De Ciervo y en calidad de representantes del particular damnificado actuaron los abogados José María Tornello y Mauricio Muñoz.

Abuso con acceso carnal

La acusación del Ministerio Público para con el hoy condenado en primera instancia fue la de abuso sexual con acceso carnal.
Tras un intenso debate oral en el que se pudieron escuchar numerosos testimonios y fundamentalmente el relato de la adolescente y de la Licenciada Marisa Ferrari, integrante del Cuerpo Técnico Auxiliar del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, el magistrado dio por acreditada la materialidad de los hechos y la calificación planteada por el Fiscal.
Melilli impuso a González la pena de siete años de prisión, inhabilitación absoluta por el mismo término de la condena y costas.

Falta de antecedentes

Cabe destacar que a la hora de merituar atenuantes o agravantes, tuvo en cuenta la falta de antecedentes de González para el primero de los puntos y que la víctima haya sido menor de edad en el segundo.
Si bien el Dr. Javier Ochoaizpuro había pedido la inmediata detención del abusador en caso de ser condenado, el magistrado destacó que “el imputado de autos, ha transitado todo el proceso- en lo que concierne a su situación procesal-, en libertad. Y habiendo tenido intervención el Sr. Agente Fiscal Dr. Ochoaizpuro a lo largo de todo el trámite del presente proceso, se me presenta como llamativa la circunstancia que hallándonos frente a un delito detenible y no excarcelable ordinariamente, sin que se hubiera requerido la imposición de una medida de coerción personal con anterioridad, la misma se plasme recién sobre el final del debate, cuando sabemos que el imputado compareció voluntariamente, se ha agotado la etapa de producción probatoria y se reclama la imposición de una pena cercana al mínimo aplicable”.
Por lo señalado, “encuentro que la petición de la fiscalía acerca del encarcelamiento cautelar del acusado González no se encuentra debidamente fundada, al mismo tiempo que no se autoabastece, sin que pueda oficiosamente -sin violentarse los límites del proceso acusatorio- suplirse dicha falencia argumentativa desde estos Estrados”.
De tal forma es que resolvió “mantener la situación procesal del condenado, del modo en el que se encuentra al día de la fecha y hasta tanto el presente decisorio adquiera firmeza”.

EL HECHO

Tal como quedó plasmado en el veredicto, el magistrado sostuvo que “en la ciudad de Junín, con fecha 23 de enero de 2016, en ocasión de la realización de una reunión de personas que festejaban un cumpleaños, en una casa ubicada en avenida Libertad entre av. La Plata y Suipacha, la víctima de autos se dirige al baño de la casa a peinarse y es sorprendida por una persona de sexo masculino, mayor de edad, que resulta ser el progenitor de la amiga, quién por medio del empleo de fuerza física la conduce hacia el dormitorio donde luego de tirarla sobre la cama la obliga a mantener relaciones sexuales, penetrándola vaginalmente contra su voluntad”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas