Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Un gran estratega

El profesor dialogó con LA DEPORTIVA sobre la actualidad de la escuela de ajedrez de Villa Belgrano y cómo ve el deporte a nivel local y nacional. Además recordó sus comienzos en la actividad.

Publicado

el

Desde los 12 años Carlos Carozza adquirió la pasión por el ajedrez, ya que asistía al Club Villa Belgrano, veía que allí jugaban ese deporte y le encantó. Luego le pidió a su padre que le enseñara y así fue. Desde aquel entonces en los años 60, hasta ahora, no paró nunca. Al respecto señaló que “mi papá me dijo “yo te enseño a mover las piezas pero vos después te la arreglas”. Entonces me enseñó, después me compré un libro de ajedrez y en la actualidad tengo 400, así aprendí solo y al año, fui campeón”.

A los 20 años decidió enseñar su talento a los más chicos, en el mismo club donde él empezó con su gran amigo Oscar Italiano. Cada año lo recuerda llamando un torneo en su honor.

El ajedrez en Junín. Al ser consultado sobre su opinión acerca del ajedrez a nivel local y nacional, dijo que “lo veo muy bien, en Junín está bárbaro y a nivel nacional también. Tenemos a Diego Flores que es Campeón Argentino y con un gran futuro por delante”.

Además se refirió al proyecto que se presentó en cuanto al ajedrez en las escuelas: “Ahora van a poner el ajedrez en las escuelas en cualquier momento, eso va a venir fenómeno. Creo que va a ser como una materia más, por lo menos está el proyecto presentado”.

Los objetivos de Carlitos. En cuanto sus objetivos se mostró muy seguro expresando que “quiero seguir con la Escuela para que siga creciendo y que salgan buenos jugadores. Principalmente buenas personas, primero la escuela, después el ajedrez, no solo enseñarles a jugar y a mover las piezas, sino también enseñarles a que salgan buenas personas, es lo que primero busco. También quiero llevarlos a competir afuera de Junín, que hagan un viaje”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas