Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Un gigante dormido con un futuro incierto

Si se levanta la condición de patrimonio de la ciudad que tiene el lugar, se da vía libre para hacer allí cualquier emprendimiento.

Publicado

el

El Cine San Carlos fue inaugurado el 15 de marzo de 1946 y estaba considerado como la mejor sala de la provincia de Buenos Aires y según la opinión de los entendidos, estaba al nivel de las mejores del país. El diseño fue encargado al arquitecto Gastón Cartier por su propietario, don Carlos Rinaldi, conocido industrial. El diseño de Cartier fue ejecutado por Enrique Dell`Acqua y Cía, una de las empresas constructores con mayor trascendencia y reconocimiento por su vasta trayectoria.

Cerrado definitivamente desde hace ya casi siete años, y en manos de la empresa Zurro SA, pidieron al Concejo Deliberante revisar la situación del inmueble para que se revierta su condición de patrimonio de la ciudad. Si esto ocurre y nadie, ya sea un privado o el estado mismo se hace cargo, infinitas son las posibilidades de lo que podría llevarse a cabo en ese terreno, en un punto clave de la ciudad.

No es rentable
El intendente municipal Pablo Petrecca, dijo en exclusiva a La Verdad que “nos ofrecieron el Cine San Carlos, porque a cualquier intendente le encantaría tener esa belleza. Todos hemos disfrutado de ir al cine a ver una película o algún espectáculo. Los tiempos han cambiado y hoy esas estructuras no son atractivas para el sector empresarial. Hemos tenido contacto con los dueños para saber qué ideas tienen sobre el espacio y también con empresarios como Carlos Rotemberg. Ese tipo de estructuras han quedado muy grandes para las cosas que el público demanda hoy. No se podría llenar la sala habitualmente, y no tendría sentido abrirlo sólo por una vez al año, no sería rentable para ningún empresario”.

“Por el lado del Estado, no estamos en condiciones de hacernos cargo de semejante estructura. Si bien incentivamos la cultura y es nuestra función como estado, ya tenemos otras alternativas como El Salón y La Ranchería. El Cine San Carlos requiere mucha inversión para ponerlo en condiciones y también para poder mantenerlo. Hoy, no podemos hacernos cargo de esto, los vecinos no pueden y no podríamos incorporar una tasa para poder mantener esa estructura. Ya nos hemos reunido con los dueños para buscar alternativas y, una de las mejores es que sea privada o, en todo caso, público-privada, donde el Municipio tenga una concesión para hacer algún espectáculo”, puntualizó.

El lugar
La concesión de la sala fue otorgada a la empresa cinematográfica A. Zurro, que contaba en la provincia con un gran número de salas. Los pisos son de grandes mosaicos de chiampo-perla, lustrados al plomo; los muros y zócalos, de mármol, así como las espaciosas escalinatas laterales, de cuatro metros de ancho cada una. Las barandas, de herrería artística, con diseños sencillos del 1900 y baranda de laurel lustrada. Aberturas lustradas en tonalidad caoba y las boleterías con armazones de bronce cromado y cristales extranjeros. Mil doscientas plateas en la sala y otras ochocientas en la planta alta. Los pisos, de parquet con zócalos al óleo estucado. El escenario tiene una superficie cubierta de 200 metros cuadrados. La altura es de veinte metros.

En su momento, los equipos proyectores eran de última generación, fabricados en Inglaterra después de la Segunda Guerra Mundial. De marca Kalee, los equipos estaban compuestos por dos proyectores gigantescos con un mecanismo sincronizado, el equipo sonoro de origen norteamericano era de R.C.A Víctor de alta fidelidad.

Con el estreno de la película argentina “No salgas esta noche” en la que participaron los actores Arturo García Buhr, Enrique Serrano y las actrices Alicia Barrie, Susana Freyre y Olga Zubarri, se inauguró la sala del nuevo Cine San Carlos. Es una película argentina en blanco y negro que se estrenó el 25 de enero de 1946.

Algún intento
Luego de algunos años de permanecer la sala cerrada y puesta en venta por sus propietarios, el San Carlos volvió al centro de la escena ya que el ex intendente Mario Andrés Meoni había manifestado sus intenciones de que la sala vuelva a reabrirse.

El viernes 24 de julio de 2015 visitó el lugar la entonces ministra de Cultura de la Nación Teresa Parodi quien se mostró sorprendida por el excelente estado en que se encontraba la sala y todas sus dependencias tras una recorrida junto a Gustavo Traverso, la diputada provincial Rocío Giaccone y el representante de los propietarios, el martillero juninense Francisco Corugueira. La sala, majestuosa, volvió a abrirse y tuvieron la oportunidad de recorrerla.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas