Un estilo de vida que seguirá vigente a pesar de los grandes cambios - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en

Opinión

Un estilo de vida que seguirá vigente a pesar de los grandes cambios

Por: Diego Ramón —
Cada año, para el Día del Periodista, los de profesión y los de oficios nos llamamos a la reflexión aunque sea por unos instantes, o por unas horas, tal vez algunos días. Y rastreamos a través del tiempo todo lo sucedido en esta célebre y tan discutida carrera profesional.

Publicado

el

Cada año, para el Día del Periodista, los de profesión y los de oficios nos llamamos a la reflexión aunque sea por unos instantes, o por unas horas, tal vez algunos días. Y rastreamos a través del tiempo todo lo sucedido en esta célebre y tan discutida carrera profesional.
El avance de las nuevas tecnologías ha ido tallando cada punto, cada espacio y cada párrafo para transformarlo a los nuevos tiempos de la comunicación. Una comunicación ágil, dinámica, veloz, que no tiene tiempos reales para analizarse porque en apenas unas horas, la noticia se va, pasa.
Algunos analistas que disertaron sobre Periodismo Digital en la Usina del Arte días atrás, afirmaron que internet es casi el tejido de nuestras vidas, donde gran parte de la población no confía demasiado en los medios de comunicación, y sí en las redes sociales, teniendo en cuenta que 7 de cada 10 personas en nuestro país se comunica por las redes sociales; y casi el 37 por ciento se informa a través de ellas.
Con las nuevas tecnologías, nacieron los trolls, las fake news, telegram, resumen de noticias por watsapp, también los eventos en vivo, entrevistas online, memes, poscast político, HASHTAG y un sinfín de aplicaciones, avances y puesta en escena en las que, tantos los periodistas como la sociedad en su conjunto, debió acostumbrarse.

Desde el mundo periodístico se fundaron, hace más de dos décadas, los diarios digitales, portales de noticias, agencias, o como gusten llamarlo, que se instalaron en los medios de comunicación para quedarse como el cuarto grande, detrás de los ya existentes: la radio, la televisión y el diario papel. El periodismo no confrontó y se amoldó a este avance que escala a paso firme año tras año.
Pero el rol del periodista nunca cambió. Sí, es cierto y real que se fue acostumbrando a las nuevas tecnologías, y se adaptó porque somos una raza que por naturaleza que se adapta a los cambios. Pero lo que no se modifica es la manera en la que el periodista vive, junto a la noticia, los días de su vida perso-profesional. Porque el periodismo es un estilo de vida para quien lo siente así. Ese estilo de vida en el que ponés “free pass” tus móviles electrónicos para recibir cualquier noticia en cualquier horario y lugar, los 365 días de cada año.
Ese mismo estilo de vida que hace que tengamos que chequear todo lo que nos comentan porque dudamos, ante todo, de las noticias que suceden a nuestro alrededor. Es ponerse a trabajar cuando alguien precisa comunicar algo sin mirar las agujas del reloj, y también es estar encima de las noticias que corren a una velocidad extrema, y cuando pasan, ya nadie habla del tema, y detrás retoma una nueva, y así vuelan por el mundo las noticias en los medios de comunicación, en cada portal, en cada red social.

El periodista multitasking (periodista multitarea) debe tener consigo una destreza para tener conocimientos sobre la escritura para web, sobre manejo de gestor de contenidos, conocimientos SEO, programación básica, nociones de diseño, video y fotografía, como así también saber sobre big data, dispositivos móviles y por sobre todas las cosas, estar vinculados a las redes sociales, tendencias y métricas.
La raza de la que somos parte tiene opinión y argumentos para todo, y gracias a la libertad de expresión que tanto celebramos en esta democracia argenta, debate, justifica, promete, duda, sigue dudando, afirma y comunica, todo en un mismo envase.
Es por eso que cada 7 de junio, cuando el periodista levanta su copa y brinda con sus pares, se acuerda y comparte algunas de sus divertidas vivencias y celebra poder trabajar de lo que se formó, de lo que mama desde chico. Un estilo de vida que se llevará hasta el final.

(*) Licenciado en Comunicación Social

Más Leidas