Trucos para que tus achuras a la parrilla salgan sublimes
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Ocio

Trucos para que tus achuras a la parrilla salgan sublimes

Si faltan las achuras parece una parrillada incompleta. Son ideales para servirse como plato de entrada a disfrutar mientras se espera que los distintos cortes se asen.

Publicado

el

Si pensás comer un sabroso asado no pueden faltar las tan pero tan deliciosas achuras pero ¡cuidado! porque no siempre salen como las imaginamos; a ellas, como todo en la vida y en la cocina, hay que hacerlas con amor. Por eso, nos acordamos que pueden estar en la lista de posibles comidas a la parrilla de este fin de semana super largo y la idea es que puedas disfrutar junto a familia y amigos de un menú que no puede fallar.

Si faltan las achuras parece una parrillada incompleta. Son ideales para servirse como plato de entrada a disfrutar mientras se espera que los distintos cortes se asen. Sin embargo, no es cuestión de tirarlas a la parrilla y esperan a que se cocinen y listo; muy por el contrario. Todo tiene su proceso y ellas no son la excepción a esta regla. Por eso, te pasamos algunos trucos para que el resultado sea el esperado y puedas degustar de las achuras más ricas que nunca jamás hayas probado.

Consejos para una previa preparación y correcta cocción:

Chinchulín
El chinchulín se puede asar en partes individuales, en forma circular o inclusive desgrasarlo y trenzarlo. La preparación previa es simple: lavar muy bien por fuera, luego en un recipiente dejarlas en remojo con agua, con jugo de limón o vinagre blanco durante – como mínimo – una hora.
La cocción puede durar unos 20 minutos y las brasas a fuego fuerte. Recordar darlos vuelta a mitad de cocción para que se cocine de forma pareja.

Molleja
Limpiarla muy bien remojándola en un recipiente con agua fría durante 2 horas (por lo menos). También es importante cambiarle el agua 2 ó 3 veces durante esas 2 horas. Este procedimiento es vital para que quede bien blanca y sin ningún rastro de sangre. Luego, blanquearla durante unos 15 minutos, salpimentar y agregar laurel. Finalmente, preparar porciones de 250 gr. de mollejas y llevar a la parrilla durante 15 minutos hasta que se doren. Cuando estén listas se pueden servir con limón.

Riñón
Cuando vayamos a la carniceria debemos elegir los más pequeños porque pertenecen a los animales más jóvenes que son los más tiernos. Su aspecto para tener presente es más rojizo brillante y cubierto por la grasa blanca. Retirar la grasa y la membrana transparente que sale entera.
Colocar los riñones en un recipiente con agua helada si es posible, agregar sal y jugo de limón. Dejarlos en remojo durante unos 30 minutos aproximadamente. Cuando haya transcurrido ese tiempo, ya podemos llevarlos a la parrilla. La temperatura tiene que ser a fuego medio. Poner la mano a 10 cm. de la parrilla y dejar durante 10 a 15 segundos aguantando sin quemarse; es indicativo de que la temperatura es la correcta. Colocarlos enteros a la parrilla y espolvorearlos con sal parrillera. Dejarlos durante 25 minutos para que reciba cocción. Echarles un chorrito de jugo de limón cada 5 minutos para evitar que se nos sequen. Cuando se dan vuelta, agregarles más jugo de limón y dejarlos durante 10 minutos más. Después retirar, cortar en rodajas y devolver nuevamente a la parrilla. Salar un poco más y colocar un chorrito más de jugo de limón hasta que se doren. Cuando finalice por completo la cocción, servir y añadir provenzal.

Morcilla
La Morcilla es un embutido que no puede faltar en la parrilla. Es de ese color porque contiene sangre de cerdo, tiene cebolla y las especias como ingredientes de base. Como ya está cocida se puede comer fría y cortada en rodajas junto al pan puede salir como plato de entrada o picada. Una verdadera exquisitez para quienes les encanta este sabor. Pero a la parrilla queda muy sabrosa y más cremosa. ¡Una achura imperdible!.
Las morcillas no se pueden llevar a fuego directo sino más bien se las acomoda a un costado de la parrilla caliente para que se vayan oreando. La piel se va endureciendo y van a quedar enteras, de lo contrario si se arrebatan, puede salir el relleno y quedar vacías.

Chorizo
Los chorizos son los embutidos de la parrilla más elegidos y los preferidos por la mayoría de los comensales. No requieren de una larga exposición a las brasas. Con unos 10 minutos de cocción de cada lado quedan perfectos. Como resultado, se obtendrá chorizos bien cocinados pero sin que salgan demasiados secos. Generalmente, se utiliza un tenedor para pincharlos y acomodarlos en la parrilla para que reciban una cocción uniforme. Sin embargo, la recomendación es utilizar una pinza además de evitar que nuestras manos estén mucho tiempo sobre el fuego. Cuando se retiran de la parrilla, servir enteros o cortados en rodajas y acompañarlos con pan. Se le pueden agregar algún aderezo a gusto para potenciar su delicioso sabor.

Lee también: Cómo hacer los pochoclos más ricos

——————————————–

También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Suplemento OCIO

Más Leidas