Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Trasladan a empresas impuestos de servicios que pagan los usuarios

Al mismo tiempo liberó el camino a los intendentes para que puedan recuperar esa recaudación a través del cobro de tasas a las prestadoras, que no podrán trasladarlas a los usuarios.

Publicado

el

Tras un mes y medio de negociaciones, la Legislatura bonaerense aprobó la eliminación de dos impuestos a las tarifas que eran recaudados por los municipios, pero le liberó el camino a los intendentes para que puedan recuperar esa recaudación a través del cobro de tasas a las prestadoras, que no podrán trasladarlas a los usuarios.

El proyecto, modificado en las últimas horas, fue acompañado por Cambiemos, el massismo y el PJ dialoguista, mientras que el kirchnerismo rechazó la propuesta por considerarla insuficiente y la izquierda se abstuvo.

La iniciativa aprobada por Diputados y convertida en ley horas después por el Senado, reduce al 0% dos impuestos del 6 y el 4% que eran cobrados en las tarifas de luz y agua, respectivamente, y que las empresas trasladaban a los usuarios. El proyecto original enviado por el Ejecutivo y aprobado en primera instancia por la cámara alta, disponía que los tributos fueran del 0,01%. Como ambos eran “sustitutivos” de cualquier tasa local, esto les quitaba la recaudación a los intendentes, y a su vez les prohibía cobrar una tasa que la reemplazara.

En ese escenario, el oficialismo no lograba romper la oposición del peronismo, que lo supera en número en Diputados. Es por ello que tras horas de frenéticas negociaciones entre la gobernadora María Eugenia Vidal, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y los intendentes del PJ dialoguista, se cocinaron las modificaciones que le abrieron una vía de recaudación alternativa a las comunas.

Según la ley, las comunas les podrán imponer a las prestadoras una tasa municipal, que no podrá superar en el caso de la luz el 6% de lo recaudado por las empresas en concepto de consumos, netos de impuestos. Para el agua, el tope será del 4%. En ambos casos, se trata del mismo porcentaje que establecía la ley modificada, solo que esta vez las concesionarias deberán absorber el costo fiscal, sin trasladarlo al usuario.

Desde Gobernación calificaron la aprobación como un “importante triunfo político” de Vidal, y recordaron que la mandataria derogó, a fines de abril, una serie de impuestos a las tarifas de servicios, cuya recaudación no se destinaba a los destinos que habían sido fijados oportunamente.

Por otro lado, el Organismo de Control de la Electricidad en la provincia (Oceba) emitió una resolución prohibiendo el cobro de servicios ajenos al servicio en las facturas eléctricas, lo que implica un duro golpe a cooperativas y municipios, que utilizan las boletas como una manera fácil de recaudar otros servicios que prestan.

En conjunto, las medidas del Ejecutivo habían generado una baja del 10,4% en la luz, del 6,3% en el gas y del 3,2% en el agua. Con la aprobación de hoy se completará una baja total del 15,6% en las facturas eléctricas y del 6,2% en el agua.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas