Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Tras las quejas de vecinos, la policía logró secuestrar varias motos

Quienes habitan en inmediaciones de la Plaza Eusebio Marcilla, cuentan que es “imposible” descansar o salir a la vereda, por la noche, a tomar aire fresco.

Publicado

el

Los reclamos que vecinos del Barrio Nuestra Señora de Fátima y sobre todo, los que viven en inmediaciones de la Plaza Eusebio Marcilla, comenzaron a recibir respuestas concretas por parte de las autoridades.

La presencia de jóvenes que por centenares se reúnen en la plaza– algunas versiones hablan de más de quinientos- cada noche-madrugada, los partidos de voley jugados entre rondas de mate y consumo de bebidas alcohólicas, el incesante ir y venir de motociclistas, el alto volumen de la música, son algunos de los motivos por los cuales desde que se realizó la refacción de la plaza hace ya algunos años, transforman sobre todo en ésta época del año, en un “boliche bailable”.

La consecuencia es obvia. Las quejas se multiplican al igual que el llamado al 911 de los vecinos que han llegado a reunirse con funcionarios policiales.

Y las respuestas comenzaron a llegar.

Entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, la Plaza Marcilla se vio invadida por agentes de seguridad y funcionarios municipales de tránsito.

Con el control que ejercieron efectivos de Comisaría Primera, Policía Motorizada, Grupo de Apoyo Departamental, Distrital y UPPL, se labraron infracciones y secuestraron cuatro motos.

Los rodados quedaron a disposición del Juzgado de Faltas de turno y trascendió que se repetirán hasta normalizar la situación y llevar tranquilidad a los vecinos.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas