Tras casi 24 años, Fabián Tablado recuperó la libertad - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en

Nacionales

Tras casi 24 años, Fabián Tablado recuperó la libertad

«Estoy arrepentido», dijo el sujeto que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló.

Publicado

el

Fabián Gerardo Tablado, el femicida que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en su casa de la localidad bonaerense de Tigre, en uno de los casos policiales más resonantes en la historia de la violencia de género del país, recuperó su libertad tras 24 años y en un breve contacto con la prensa se mostró «arrepentido.

Tablado, que ya en la cárcel amenazó de muerte a su ex pareja y madre de sus hijos y a su ex suegra, recuperó la libertad dos años y medio antes de cumplir su pena gracias al beneficio de la vieja ley del «2×1» y porque estudió en prisión,

Caminó los mil metros que separan el edificio del penal de la Unidad 21 de Campana del portón de acceso. Acompañado de dos penitenciarios, de remera amarilla, campera de buzo gris, jogging y alpargatas rojas, el femicida se paró tras pasar el portón a dialogar con los periodistas que lo esperaban. «Estoy arrepentido», dijo en su primer contacto, minutos antes del mediodía.

Tablado, quien cometió el crimen cuando tenía 20 años y el martes es su cumpleaños 44, aseguró que «no hay un día» en que no piense en pedirle perdón y dijo que «nunca» va a haber pagado en su interior por lo que hizo. «No hay un día que no sienta culpa. Voy a reflexionar. Pagué de acuerdo a las leyes que estaban cuando caí detenido. No voy a volver a mi barrio (Tigre). Arruiné mi vida y la de Carolina», dijo Tablado, mientras caminaba. Minutos después, llegaron familiares en una Ford EcoSport azul y con ellos se fue.

Como a partir de hoy tiene cumplida la pena, Tablado no tiene obligación de informarle ni a la Justicia ni al Servicio Penitenciario Bonaerense, cuál va a ser su domicilio. De hecho, la madre del femicida, María Esther Gallardo, no quiso confirmar si a su hijo volverá a vivir con ella y su marido en Tigre, la misma casa donde en 1996 cometió el crimen de las 113 puñaladas.

El beneficio del «2×1»

Tablado quedó libre luego de pasar 23 años, nueve meses y un día encarcelado, cuando la Justicia había dispuesto que pase encarcelado 26 años y seis meses. Por el crimen de Carolina fue condenado en 1998 a 24 años de prisión, pero en 2013 se le sumó una condena a dos años y medio de prisión por «coacción» tras amenazar de muerte a Roxana Villarejos, la docente con la que en 2007 se casó con él estando preso y con quien tuvo hijas mellizas, y a su suegra.

Si bien se le unificó la condena en 26 años y seis meses de prisión, pena que debía agotarse en 2022, los beneficios de la ya derogada «Ley del 2×1» y los cursos que hizo en prisión como «estímulo educativo», hicieron que la pena del femicida se dé por concluida.

Edgardo Aló, el padre de Carolina, solicitó que la Justicia imponga una medida de restricción perimetral para que ahora que otra vez estará en la calle, el femicida de su hija no pueda acercarse a su grupo familiar.

El miércoles, en tanto, se conocieron los resultados de una reciente pericia psiquiátrica que determinó que Tablado presenta sus facultades mentales «normales», pero también recomendó que por el momento no ejerza la «responsabilidad parental» sobre sus hijas mellizas de 11 años. (DIB)

Más Leidas