Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Todos los que estén con Macri

Por: José Bruzzone (*)

Publicado

el

 

A una semana del encuentro del peronismo en la UMET, estamos en condiciones de sacar algunas conclusiones. La primera es que la simple declaración de una intención ya fue suficiente para conmover profundamente a todo el espectro político nacional. Esperanzando a algunos y desesperando a otros, la reunificación del peronismo como proyecto es algo que no deja indiferente a nadie.

            Respecto de los argumentos, hemos escuchado algunos que priorizan la aritmética. "Con Fulano solo no alcanza, pero sin Fulano es imposible", especulan. En lo personal, creo que esa forma de pensar subestima la forma vertiginosa en que suele cambiar el humor social en Argentina. La foto que significa una encuesta puede envejecer mágicamente de una semana para otra si, por ejemplo, se deteriora aún más la situación económica.

            También hay quien prefiere examinar el historial partidario, poniendo la lupa sobre la pureza histórica de los convocados. El problema es que siete décadas de existencia han puesto al Movimiento Peronista muchas veces ante la posibilidad y la necesidad de establecer alianzas que expresaran su voluntad de poder. Y cada vez, esas alianzas fueron objetadas por otros sectores del movimiento, de modo que esta pureza es más difícil de demostrar que la arianidad. 

            Otros se concentran en lo programático. No ponen a priori el límite entre los que tienen que estar adentro y los que deberían quedar afuera, sino que pretenden que eso lo defina la adhesión a un programa político.

            La necesidad de construir y militar ese programa es lo que convocó a los distintos peronistas en la UMET. De modo que si bien se mira, es Macri el verdadero articulador del encuentro. El peronismo ya no puede seguir enroscado en diferencias de segundo orden ni en armados electorales que dividan antes de empezar a proponer. Es el tiempo de exponer la contradicción fundamental que tenemos con los poderes oligárquicos de este país, y de que le digamos claramente al Pueblo cómo lo vamos a representar en esta pelea. De empezar a armar ese programa y de presentárselo a los argentinos es de lo que se trató el encuentro de la semana pasada.

            Como se ve, esto recién empieza y ocupará el centro de la escena política durante todo el año. La intención de la presente no es concluir nada definitivo, sino convocar a todos los compañeros a sumarse al debate. Pero sería sano que, además de las ideas, se deje muy claro desde dónde se habla.

            Recientes declaraciones del Concejal Marcelo García desestiman la posibilidad de que el peronismo pueda arribar a un destino de unidad. Considera, además, que ninguna de las tres vertientes que se juntaron en la UMET sea representativa del peronismo. Y está en todo su derecho, cualquiera puede opinar sobre estas cosas. Pero queremos destacar que, como reza la cobertura, se trata del Concejal peronista "de Cambiemos". O sea, un concejal que entró por la lista de Macri y que trabaja para el proyecto que intenta arrasar con cada una de las conquistas históricas de nuestro movimiento.

            No se trata del histórico Marcelo García, el que accedió por primera vez a una banca por el peronismo. Se trata del Nuevo Marcelo García, totalmente renovado por Cambio de firma.

 

(*) Concejal Unidad Ciudadana

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas