Seguinos en
LT20 Radio Junin

Locales

Todas las aplicaciones en los partidos de la Provincia deberán contar con receta agronómica

Daniel Schon restó importancia al pedido hecho por el bloque de concejales de Unidad Ciudadana porque dice que desconocen el tema.

Publicado

el

El bloque de concejales de Unidad Ciudadana presentó dos proyectos en el Concejo Deliberante para que el Municipio no adhiera a la permisiva resolución 246/18. La misma regula el uso de fitosanitarios (fumigación con agrotóxicos) en la Provincia de Buenos Aires y entró en vigencia desde el 1 de enero de 2019.

“Esta resolución habilita a fumigar zonas contiguas a establecimientos educativos, con el único límite para la aplicación de que se haga fuera del horario escolar”, afirman desde UC. También permite la aplicación en lotes contiguos al área urbana, zona residencial extraurbana, área de población dispersa, márgenes de cursos o cuerpos de agua, zonas de bombeo, áreas de esparcimiento y reservas naturales que comprenderían la zona de amortiguamiento.

Polvareda
El ingeniero agrónomo Daniel Schon dialogó con La Verdad sobre el tema y explicó que “se está levantando una polvareda, a mi juicio, innecesaria. Esta resolución trata de homogeneizar las distintas ordenanzas municipales que regulan la aplicación de fitosanitarios en cada partido. En Junín, la ordenanza de 2013 es más restrictiva que esta 246 y no veo motivos para generar alarma. En cuanto a los establecimientos educativos, la ordenanza municipal establece que debe haber una distancia mínima de aplicación de 300 metros para aplicadores terrestres y 500 para las aéreas. Con esto, se aplica la ordenanza municipal antes de la resolución 246”.

“No conozco los agrotóxicos, no sé a qué se refieren, la palabra tiene una connotación negativa. Cuando uno adquiere un fitosanitario, que es potencialmente tóxico, no compra veneno. Es lo mismo que cuando compras un medicamento en la farmacia o combustible en la estación de servicio, son productos potencialmente peligrosos. Llamemos a las cosas por su nombre, el fitosanitario tiene que venir con el uso recetado, a eso apunta la 246, y un profesional debe controlar su uso, un ingeniero agrónomo matriculado”, dijo.

El control
Luego, Schon manifestó que “la ordenanza regula el uso y la aplicación, es muy buena aunque podría mejorarse. Bien aplicada, no debería acarrear inconvenientes. En la zona buffer, que es una faja de 500 metros alrededor del eje urbano, las aplicaciones están controladas. El productor tiene que dar aviso al municipio y para eso necesita una receta expedida por un agrónomo matriculado. Desde el Colegio apuntamos a que todas las aplicaciones en los partidos de la provincia de Buenos Aires, cuenten con la receta agronómica y los aplicadores deben estar registrados. Los equipos van a tener que pasar una especie de verificación técnica. Quiero que la población baje el nivel de alarma ante estos dichos, porque son cosas que, evidentemente, desconocen”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas