Seguinos en
LT20 Radio Junín

Provinciales

Tienen campos inundados hace 30 años y ARBA les inició juicios

Productores de la zona de Trenque Lauquen, donde hay un reservorio de agua con miles de hectáreas, están en conflicto con la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA) porque el organismo inició juicios por falta de pago a quienes tienen sus campos bajo el agua.

Publicado

el

Se trata de los productores agropecuarios afectados por el complejo El Hinojo/Las Tunas. Luego de 30 años de emergencia hídrica, el gobierno de María Eugenia Vidal reconoció al complejo como reservorio, lo que representó un primer paso para llegar a la expropiación de las parcelas afectadas en forma permanente, algo muy esperado por los ruralistas.

Sin embargo, una demora en firmar las resoluciones para declarar la emergencia hídrica en las partidas, llevó a ARBA a iniciar juicios ejecutorios por falta de pago a 23 parcelas de nueve propietarios.

En diálogo con periodistas del GRUPO LA VERDAD, el Médico Veterinario Ignacio Kovarsky, presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, contó que “en 1987 había campos productivos en la zona, pero mediante una canalización artificial se desvió el curso del Río Quinto y se convirtió a la laguna en reservorio permanente de 15 mil hectáreas, lo que afectó a la zona. Desde ese entonces, los campos se convirtieron en improductivos y vienen recibiendo una exención impositiva”.

Luego explicó: «En pleno llenado la zona abarca 40 mil hectáreas, si acá no llueve, pero sí llueve en el sur de Córdoba, las aguas bajan y llegan a la zona», indicó.

Otro de los problemas que tiene la laguna es que el piso es muy bajo y recién empieza a desagotar por el canal Jauretche Mercante Italia, cuando alcanza los 84 metros sobre el nivel del mar. «Este canal no tiene la pendiente correcta y eso hace que demore en desagotarse», señaló Kovarsky.

El problema de los productores, con la provincia y ARBA, comenzó cuando la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de Buenos Aires (Cedaba) dijo que no se trataba de una emergencia, sino de una situación permanente.

A raíz de lo anterior Kovarsky expresó que «la burocracia administrativa que no resuelve generó deuda en los campos comprometidos y ARBA actuó automáticamente (con demandas)».

Según Arba, hasta que no estén las resoluciones oficiales el organismo recaudador actúa en consecuencia. En este contexto, los ruralistas piden por las partidas que perdieron la condición de emergencia «porque los funcionarios no firmaron las resoluciones ni los decretos correspondientes y por la retroactividad para no tener problemas”, indicó Kovarsky.

En cuanto a la retroactividad de la declaración de emergencia hídrica, ARBA señaló que «si la deuda corresponde al período que está definido por la ley de emergencia se desestimarán las acciones judiciales».

De todas formas, Ignacio Kovarsky, destacó que “este gobierno provincial es el primero en declarar a ese lugar como un reservorio artificial”, por lo que calificó a lo que está aconteciendo como una “incongruencia”, e insistió en la necesidad que las autoridades bonaerenses resuelvan rápidamente el error que han cometido. Esta situación produjo que la Sociedad Rural de Trenque Lauquen diera a conocer un documento, el que fue difundido en todos los niveles y motivó reuniones de funcionarios del gabinete provincial, a los fines de subsanarla. Y hasta el propio intendente municipal, Miguel Fernández, se comunicó con los ministros bonaerenses, a los fines de apaciguar los ánimos.

Kovarsky, pidió que “con carácter de urgencia se busque la solución a esta irregularidad y que los funcionarios aborden la situación con el respeto que merecen los productores. Que en la década del ´80 eran ganaderos, o tamberos y sembraban cultivos y que hoy son espectadores de la pesca deportiva y comercial en lo que antes eran sus campos”.

Ni reacción, ni respuesta, ni respeto
En un duro comunicado de prensa la Sociedad rural de Treqnue Lauquen, titulado: “En el Estado no hay reacción, ni respuesta, ni respeto”, expresó: se repudia fervientemente la falta de respuesta de los Ministerios de Agroindustria y de Economía bonaerenses que ha llevado al extremo una situación que debería estar resuelta hace décadas… y a continuación expresaron que “La situación es de extrema gravedad ya que son campos improductivos hace más de 30 años y la única respuesta es que paguen las deudas que acumularon por desidia estatal. Se pide que con carácter de urgencia se busque la solución a esta irregularidad, que los funcionarios aborden la situación con el respeto que se merecen los productores que en la década del 80 eran ganaderos, tamberos y sembraban cultivos, en el mismo lugar que hoy son espectadores de la pesca deportiva y comercial del famoso pejerrey del Oeste bonaerense”.

Finalmente hay que indicar que los ministros Federico Salvai (Jefe de Gabinete), Leonardo Sarquís (Agroindustria) y Hernán Lacunza (Economía), como así también el titular de ARBA, Gastón Fosatti, comunicaron a CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa), que no se avanzará en el camino judicial y que, por lo tanto, quedarán desestimadas las acciones que generaron la aireada reacción de los productores. De todas formas, los productores desconfían, porque la desconexión entre ARBA, Agroindustria y Economía, los ha llevado a esta angustiante situación.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas