Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Terrón trabaja en el pedido de prisión preventiva del asesino de Camila Borda

Será Marisa Muñoz Saggesse, jueza de Garantías del Departamento Judicial Junín, quien deberá resolver si la concede o no cuenta con elementos suficientes y dispone la libertad.

Publicado

el

Si bien el fiscal cuenta con quince días para elevar el pedido de prisión preventiva de José Carlos Varela, que comenzaron a correr en el  momento de la aprehensión y con la posibilidad de presentar una prórroga por otros quince, trascendió que trabaja para efectivizarla en breve.

Será la Dra. Marisa Muñoz Saggesse, Jueza de Garantías del Departamento Judicial Junín quien deberá resolver si la concede o no cuenta con elementos suficientes y dispone la libertad.

Fuentes cercanas a la investigación confirmaron a Grupo La Verdad que el fiscal, Dr. Sergio Terrón confía en la cantidad de indicios y pruebas con las que ya cuenta y no esperaría que comiencen a llegar los resultados de las pericias que permitirían cerrar el círculo sobre José Carlos Varela como único autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado.

 

Entre indicios y pruebas. El funcionario del Ministerio Público Fiscal cuenta ya con una importante cantidad de elementos que le permitirían imputar la comisión del delito al hoy detenido y alojado en la Unidad Penitenciaria 3 de San Nicolás, sin necesidad de esperar los resultados técnicos y de laboratorio.

Cuando el domingo llegó el personal policial a la quinta de calle Arias 1559, sólo había una persona, José Carlos Varela.

Durante la requisa de la vivienda fue encontrado el cuerpo de Camila, en un baño del primer piso, al igual que la bicicleta en una habitación. Los dos agentes de seguridad que recorrían la casa, lo hacían acompañados por un dubitativo y nervioso Varela. Sólo él se encontraba en el lugar.

Junto al  rodado en el que se trasladaba la menor y ubicado en la propiedad, trascendió que se encontraba el atado de cigarrillos que la víctima había ido a comprar en horas cercanas al mediodía del domingo próximo pasado y esto permite establecer que Camila fue interceptada por el asesino cuando regresaba a su domicilio.

Al menos no trascendió si el Dr. Terrón pudo determinar  si Camila fue llevada por la fuerza o con algún pretexto.

Si bien se analizan las lesiones que fueron constatadas en el rostro y en  al menos uno de los brazos de Varela, se considera que  serían compatibles con los mecanismos de defensa de Camila ante el ataque.

Aunque hasta el momento no se  habrían realizado pericias tanto  psicológica como psiquiátrica al  detenido para determinar si es imputable, se meritarían sus dichos y sobre todo la actitud puesta de manifiesto cuando los efectivos policiales se presentaron en la quinta, las primeras horas de la tarde del día del hecho.

Una persona que comprende  la gravedad de su accionar, se comporta generalmente como Varela. Intenta ocultar el cuerpo del delito. Y fue precisamente lo que hizo cuando uno de los uniformados se aprestaba a abrir la puerta del baño. Utilizó como pretexto, rápidamente, que estaba clausurado porque presentaba una pérdida de agua y fallas en las cañerías para impedir el ingreso del uniformado.

Nuevos elementos se irán sumando a la investigación con el correr de las próximas semanas tales como el resultado que arroje la sangre encontrada en prendas de vestir del agresor y de la víctima, secuestradas.

 

Cabellos con bulbo. De los rastros levantados por peritos tanto de Policía Científica como del Instituto de Investigación Criminal y Forense, fuentes cercanas a la investigación confirmaron  que había cabellos con bulbo que permitirán establecer un perfil genético y luego ser cotejados tanto con Varela como con la víctima.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas