Teresa Caliri: Las tendencias en los vestidos de novia
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Soy

Teresa Caliri: Las tendencias en los vestidos de novia

Cada diseñador o diseñadora interactúa directamente con la futura novia, agregando creatividad en la confección.

Publicado

el

Mucho se ha dicho del vestido de novia a través del tiempo, el cual ha ido cambiando mucho según las épocas, siempre manteniendo ciertos parámetros y estructuras de acuerdo a las distintas regiones, países y religiones.

A partir de los años 80, el vestido de novia experimentó una modificación sustancial; veníamos de una época de muchos cambios a nivel social: la liberación femenina, los hippies, entre otras cosas, y una gran cantidad de diseñadores vanguardistas cambiaron las estructuras tradicionales del vestido de novia, dando lugar a diseños campestres, con un toque romántico moderno, con encajes de algodón, más ligeros, no voluptuosos, incluso cortos, de línea recta, muy livianos.

Las bodas mismas eran menos estructuradas, no había tantos casamientos, las parejas sólo convivían. Comenzó la moda de las bodas en la playa o al aire libre, de día.

Fue luego de varios casamientos de famosas, entre ellas «Lady Di» que el vestido de Boda vuelve a tener importancia o protagonismo, dando un vuelco radical en sus formas y tamaño; comienzan los volúmenes, las colas largas, más abultadas, con géneros armados, casi imposible llevar, con ramos tan importantes como los vestidos, el velo se vuelve a usar, incluso las ligas, y accesorios. También, las damas de honor y cortejo de niños, que llevaban las alianzas.

Ya en los 90 los diseños adquieren un corte más minimalista, con líneas más simples, sin apliques recargados, incluso los ramos se achican significativamente, los velos se acortan; es más, muchas optaban por no usarlo. Comienza la opción de usar colas que se pudieran quitar, para estar más cómodas durante la fiesta y disfrutar del evento, junto a los invitados.

Entrando en el nuevo siglo, los cambios se fueron dando con mayor rapidez, la intervención de las redes sociales hizo que se viralizaran desfiles y videos de diseñadores de alta costura, el auge de estos produjo gran amplitud de criterios, aggiornando estilos como el griego, vintage, con encajes, puntillas, bordados e incorporando todo tipo de telas. Esto permitió incluso mezclar estilos, sin que perdieran personalidad.

Hoy los looks son más variados, no hay una tendencia marcada, se toma mucho en cuenta los requerimientos de cada clienta, por lo que cada diseñador o diseñadora interactúa directamente con la futura novia, lo que lo hace más creativo y particular. Por eso, mi consejo es relajarse. ¡Hay un mundo de posibilidades a la hora de elegir tu vestido soñado!.

Suplemento SOY

Más Leidas