Tejer cuando "no hay compromiso con el reloj" -
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Ocio

Tejer cuando «no hay compromiso con el reloj»

Esta técnica se ha convertido en una práctica más de entretenimiento, e incluso se usa como terapia de relajación o para la rehabilitación física y mental.

Publicado

el

Estamos en pleno invierno y las bajas temperaturas, que son características de esta temporada, invitan a estar más en casa y así, evitar el frío.

Muchas veces nos preguntamos qué hacer cuando nos quedamos y tenemos tiempo libre; en qué lo invertimos. ¡Una de las opciones es el tejido!.

Puede ser desde una bufanda, pasando por algún pullovers, barbijos, gorros o cuadrados para confeccionar esas mantas que quedan divinas por sus colores y que son super calentitas.

Con el paso del tiempo y el desarrollo de la industria textil, con máquinas que producen miles de prendas en minutos, esta técnica se ha convertido en una práctica más de ocio y entretenimiento, e incluso se usa como terapia de relajación o para la rehabilitación física y mental.

En la actualidad, cada vez son más los jóvenes aficionados a esta actividad debido a que es una práctica divertida, terapéutica y beneficiosa para las personas. Además, no discrimina edades ni sexos; ¡los hombres, también lo hacen!.

Es una muy buena idea para incorporarla cuando «no tenemos compromisos con el reloj», como expresa Diego Torres en su canción «Hoy, es domingo». Se lo puede hacer solo o en grupo teniendo en cuenta el distanciamiento, el uso del cubrebocas y preferentemente, si el día esta soleado, hacerlo en el exterior del hogar.

Beneficios:

– Ayuda a prevenir el estrés y alivia la ansiedad, así como mitiga el impacto emocional provocado por el aislamiento actual por coronavirus.

– Es una forma de dedicarse un momento del día.

– Si se toman clases de tejido, da la oportunidad de conocer a personas nuevas: fomenta la sociabilidad y mejora el estado de ánimo.

– Reduce el dolor, si es permanente en la persona que teje.

– Previene la falta de movimiento en las manos que conlleva la artrosis.

– Contribuye a mantener el cerebro activo y joven durante más tiempo: la concentración y la actividad física y mental que implica tejer, mantienen en movimiento a las neuronas.

– Genera felicidad, porque el cerebro libera endorfinas.

– Incrementa la autoestima: se consigue hacer con las manos, lo que uno se propone.

 

 

Suplemento OCIO

Más Leidas