Tandil: Bar Firpo, en pie desde 1924
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Ocio

Tandil: Bar Firpo, en pie desde 1924

Los altísimos estantes, el suelo de madera, los detalles en chapa y hasta botellas y accesorios datan de más de un siglo.

Publicado

el

Funciona desde 1924 en una edificación que data de 1908. Tradicional y desde varios años devenido en restaurant que ofrece una propuesta gastronómica muy interesante. A pocas cuadras de la portada del Parque Independencia.

Altos estantes, suelo de madera, los detalles en chapa y hasta botellas y accesorios que datan de más de un siglo, hacen de El Firpo un viaje en el tiempo.

La historia cuenta que el inmueble recibió el nombre de Bar Firpo, en honor al legendario boxeador de principios de siglo pasado. De más está decir la relación que une a los deportes populares (futbol, boxeo, turf en aquella época) con los bares o coperíos como este caso.

Fue desde sus orígenes un lugar abierto a toda la comunidad. Los vecinos de la zona lo utilizaban como almacén o para tomar un trago. También fue un punto de reunión establecido para grupos de amigos o vecinos comprometidos.

Esa es la mística de aquel bar, en sus interior podríamos encontrar representantes del variopinto estamental social del pueblo.

Hay características del bar que se mantienen desde 1908. Los altísimos estantes, el suelo de madera, los detalles en chapa y hasta botellas y accesorios que datan de más de un siglo.

El bar tuvo 6 dueños, según referencian los historiadores del pago chico. Quizás los más recordados sean los hermanos Algañaraz que lo tuvieron por casi 40 años.

Pese a haber pasado por tantas manos, la estructura conserva su fachada impecable. La idea de los nuevos propietarios es retomar, también, la idea de un bar de copas popular, donde vecinos y turistas puedan disfrutar de un espacio cargado de historia y vivenciar aquellas costumbres que nos pintan de cuerpo entero: jugar un partido de naipes, tomar un vermut, analizar el rumbo de la economía nacional o comentar alguna noticia del pago chico.

Considerado patrimonio cultural de Tandil, El Firpo conserva en sus rincones incontables historias locales.

Suplemento OCIO

Más Leidas