Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Mariano Spadano salió ayer al cruce de los reclamos

El director de Relaciones Institucionales del municipio dijo que “se hace mucho”, pero en tres años “no se pueden revertir décadas de desidia”.

Publicado

el

El presidente de la sociedad de fomento del barrio San Jorge, Gerardo Rosetti, salió a efectuar duros reclamos hacia el municipio, asegurando que las obras en el sector no se terminan y no se brindan respuestas concretas a los pedidos de los vecinos.
“Acá no hicieron nada, hay un montón de obras inconclusas. El Intendente hace tres años que está y nunca pisó el barrio, es una vergüenza. Para nosotros, como barrio, estamos olvidados”, había remarcado el funcionario.
Ahora, el director de Relaciones Institucionales del municipio, Mariano Spadano, salió a responder, enumerando lo que la gestión Petrecca viene concretando en esta zona.
“Se hicieron muchas cosas en el barrio y se siguen haciendo. Estoy muy sorprendido con el discurso de Rosetti, es la primera vez que lo escucho hablar así. Dijo al aire que no iba a las reuniones con el Intendente porque considera que no sirve, rechazó dos veces concurrir a encuentros pero había aducido que era por razones de agenda”, señaló.
El fomentista observó que “estoy sorprendido y bastante dolido, porque siempre tratamos de estar diez puntos con todos.
Seguramente hablaremos esta semana para ponernos al día sobre algunas cuestiones, pero siempre estuvimos en contacto con él y otros integrantes de la comisión”.

También agregó que “lo que quiero aclarar es que se está trabajando mucho en ese sector, el Intendente recorre todos los barrios y hace mucho hincapié en el Cuadrante Noroeste, teniendo diálogo con fomentistas y vecinos. Sabemos bien qué piensan los habitantes y en ese barrio no creen estar abandonados, sino que están agradecidos con Petrecca, porque es la primera vez que se los tiene en cuenta para darles una mejor calidad de vida y no por un voto. Se les está cerca, se puso un grupo de asistentes sociales, se mejoró la atención de la unidad sanitaria, se agregaron médicos, se trabaja en un nuevo CIC que está en obra. El jardín maternal Globo Rojo tiene más personal, se reemplazaron calefectores, se separaron las salas por edades y también hay un turno tarde”.
Spadano detalló que “no es un barrio abandonado, simplemente hablando de atención y cercanía y no de obras.
En tres años no se puede revertir tantas décadas de falta de obra y planificación, nosotros estamos haciendo muchísimo y por supuesto que falta, pero la gente valora lo que se está haciendo”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas