Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Solicitaron 10 años y dos meses de prisión para David Quispe Visa

Ayer se llevó a cabo la segunda jornada de debate por la investigación del incidente que se cobró la vida de Miguel Ángel Colombo y Sol Medialdea. El veredicto final se dará a conocer el viernes 14, a las 12. En tanto, los abogados defensores Cichero y Del Negro pidieron la absolución.

Publicado

el

Tanto el fiscal como el abogado que representa al particular damnificado pidieron al Tribunal que David Quispe Visa sea condenado por doble homicidio doloso agravado, la pena de diez años y dos meses de prisión de cumplimiento efectivo e inhabilitación absoluta por el máximo 10 años y dos meses de prisión de cumplimiento efectivo inhabilitación absoluta por el máximo y la detención por riesgos procesales. Los abogados defensores Cichero y Del Negro, la absolución.

La segunda jornada de debate oral comenzó pasadas las 10 de la mañana de ayer en la sala del cuarto piso del edificio de Tribunales, oportunidad en la que prestó testimonio un efectivo de seguridad que fue quien ayudó a rescatar del interior de la Peugeot Partner, la noche del 3 de marzo de 2016, a David Quispe Visa, quien se encontraba en el asiento del conductor con una de sus piernas atrapada.

Inmediatamente después, fue el imputado quien aceptó declarar y responder a las preguntas del Tribunal, el fiscal y los abogados (ver aparte).

Los alegatos
Pasadas las 12:30, el primero en pronunciar su alegato fue el Dr. Daniel Nicolai, fiscal que llevó adelante la investigación por el incidente vial que se cobró la vida de Miguel Ángel Colombo y Sol Medialdea y lesiones graves a María Alejandra Orrico, Delfina Colombo, Milagros Medialdea y Huarcaya Cruz.

El funcionario consideró que “estaba probado que el 3 de marzo de 2016, David Quispe Visa conducía una Peugeot Partner por Ruta Nacional 7 en forma anti reglamentaria, sin licencia de conducir, en sentido Junín-Chacabuco, en importante estado de ebriedad, transitando en forma errática. Había empezado tomando cerveza en Rufino, en Vedia y lo seguía haciendo mientras manejaba. Cuarenta kilómetros antes del lugar del accidente, se conducía errático, avanzando sobre la dirección contraria, por momentos tocando la banquina. Y a las 21:10 en el kilómetro 232 de la Ruta 7, invadió una vez más la mano contraria y sin dar posibilidad de maniobra de escape, colisiona un vehículo que circulaba por su mano reglamentaria, conducido por Miguel Ángel Colombo en sentido Buenos Aires-Junín”.

Tras el relato del siniestro, el fiscal anunció que había desistido de la acusación inicial de homicidio imprudente. “No es una situación común el hecho que se ha tratado de dilucidar. Por primera vez acuso por dolo un accidente de tránsito. Me encontré en una situación en la que desde un primer momento intuí que no podía deberse a una responsabilidad culposa y creo que se fue ratificando a tal punto que he decidido dejar de lado la imputación culposa”.

“Usualmente los accidentes de tránsito se manejan dentro de lo que es el delito imprudente. Pero este no lo era, por la cantidad de elementos que me hacían ver el altísimo riesgo. Una persona en situación anti reglamentaria, circulando por la ruta sin carnet de conductor, seguramente agotado, bebiendo alcohol en el mismo vehículo, avanzando sobre la mano contraria, desoyendo señales de advertencia, casi en nocturnidad. El riesgo es de tal calidad que resulta in aceptable que sea considerado culposo”.

Un tramo especial durante su alegato fue cuando recordó que “la investigación no ha sido fácil tengo que reconocerlo. No forma parte solamente en esta cuestión, la actitud del imputado lo puede hacer en su derecho de defensa, pero hubo otras personas como lo son los auxiliares de la justicia, quienes en forma deleznable y por una suma de dinero intentaron ocular este delito, encubrirlo. Y esta cuestión se vio no solamente por el personal policial, la conducta del imputado y la confusión a bomberos que se dedican a salvar vidas”.

Darío De Ciervo
El Dr. Darío De Ciervo, durante su alegato, confirmó que acompañaría “intelectual y funcionalmente al representante del Ministerio y así lo expreso, en cuanto a que adhiero a su razonamiento”, pero “hago una aclaración más allá de la calificación que obviamente voy a compartir, además voy recurrir a una alternativa”.

“Adhiriendo a la principal, estoy convencido que aquí no ha habido un accidente de tránsito sino que ha estado en el medio de sucesos delictivos y anti reglamentarios”.

Consideró circunstancia muy especial como dijo el fiscal “con respecto a alguien que no sólo mintió cuando ocurrió el hecho y quiso evadir rápidamente la identidad, continuó mintiendo, redobló la apuesta tratando de sorprender al Tribunal con una versión novedosa sobre la autoría del hecho”.

Alegatos de los defensores
“No se encuentra acreditada la autoría, tampoco el estado de ebriedad, tampoco el dolo eventual, por lo cual corresponde que David Quispe sea absuelto y si erróneamente se considera que conducía, debe ser condenado por un delito culposo”. Con tales conceptos comenzó su alegato el Dr. Germán Cichero para luego describir una a una las pruebas volcadas durante el debate.

Por su parte, el Dr. Claudio Del Negro para quien su pupilo “desconocía los riesgos. Creo que todo lo contrario. Acorde sus manifestaciones, estaba acostumbrado. Nunca tuvo un choque, nunca le pasó nada. No creo que haya conocimiento de los riesgos quizás lo asumió como algo natural”.

Para finalizar señalando que “esta defensa no abona la teoría del dolo eventual, creemos que esto es un accidente y muchas de las cosas que dan por probadas nosotros no las vemos así. David Quispe ha venido, está sentado acá. No estamos hablando de un loquito que salió a hacer picadas”.

El letrado pidió el “sobreseimiento o pena a nivel de delito culposo, pero que continúe en libertad como hasta ahora”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas