Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

Sin haber conocido la miseria es imposible valorar el lujo

Personas de diferentes sectores de la provincia vienen a vacacionar a la Laguna de Gómez, pero los juninenses siguen sin apreciarla.

Publicado

el

“No está cuidada”, “hay muchos bichos”, “queda lejos” son algunas de las frases con las que los juninenses suelen desprestigiar al Parque Natural Laguna de Gómez. Sin embargo, el balneario se encuentra dentro de los planes vacacionales de miles de familias del interior de la provincia que vienen a pasar semanas lejos de las preocupaciones.

Juan Pedro vive en Ferré, suele vacacionar en varios lugares, pero esta convencido de que su “lugar de descanso” es la laguna. “Yo vengo desde hace 14 años. Me encanta”, dijo, pero se lamentó: “La realidad es que la gente de Junín no la valora, siempre me pareció que no se le dio la importancia que tiene. En tantos años nunca terminaron de pavimentar bien el acceso, que debería tener una mano más para evitar accidentes y que se pueda entrar y salir más fácil. El espigón está clausurado y volvemos al otro año y sigue. Nunca le dieron la importancia que esto tiene”.

El ferrense contó que, en muchos de sus viajes, le tocó ver a personas de distintos lugares del país que “vienen de paso y se quedan asombradas”. “De Mendoza, de Córdoba y Buenos Aires. Antes venían en tren y vos lo veías llegar en remis con las reposeras y las heladeras. Algunos están de viaje y pasan la noche, pero terminan volviendo porque se quedan asombrados.

El año pasado vine cuatro veces. Por lo general vengo diez días mínimo. Cuando tengo disponibilidad y recursos me vengo. Esto es grandioso para descansar y para la familia, no hay ruidos. Sólo vamos a la ciudad a comprar, después estamos acá siempre”, afirmó.

Otros visitantes recurrentes son Germán y Miriam, de Ascensión, ellos también se asombran con el poco respeto y valor que los juninenses miran al balneario. “Lo que tiene muy bueno la laguna es el camping, acá te tratan y te atienden muy bien. Venimos hace 8 años y siempre nos quedamos acá. Esta vez nos vamos a quedar 18 años, me enloquece la laguna pero veo que acá no le dan mucha importancia.

En esta época nos empezamos a encontrar con caras conocidas que vienen todos los años. Somos una gran familia, generalmente el que viene y conoce vuelve. Yo tengo la posibilidad de irme a otro lado, pero me encanta venir acá.
Nosotros venimos al camping porque es muy familiar, se respeta mucho, no hay ruidos molestos y podés dejar las cosas afuera que no te las van a robar”, explicó.

Si bien encuentra que la laguna está “mejor que el año pasado”, pero aclaró: “Lo que no entiendo es por qué no arreglan el espigón, que es el atractivo turístico”.

“Mi idea es el día de mañana vender todo en Ascensión y venirme a vivir a la Laguna. Yo no entiendo cómo no lo valoran, pero no es de ahora fue siempre. Yo comprobé y vi también que el que rompe las cosas es el juninense, la desvalorizan”, expresó.

Por su parte, Ángel, encargado del Camping Chapay, confesó: “Vienen mucho desde el Conurbano, de otras provincias, incluso extranjeros. Muchos que van para Mendoza cortan el viaje acá y ya que están se quedan unos días. De la zona vienen de todos los lugares que se te ocurran, por lo general vienen parejas grandes, pero también familias que están de paso”.

Por último, Leslie y Carlos son una pareja de San Nicolás que decidieron quedarse en su casa rodante unos días descansando. “Nosotros venimos hace más de 40 años. Venimos una semana, cuatro días o lo que se puede. Es tranquila y linda, venimos a nadar y pedalear. Somos de ir a la ciudad a los bailes de jubilados y a comprar”, contaron.

Para finalizar, el matrimonio destacó “la tranquilidad” con la que se trascurren los días en el parque natural, y concluyeron: “Ahora que brotaron los árboles hay mucha sombra. Hoy está hermosa la Laguna. Nosotros en la zona solemos venir acá y a un complejo de Lincoln, que también es hermoso, pero preferimos venir acá porque es mejor esto que una pileta.

Lo que noto siempre que la laguna es más cuidada y valorada por la gente que no es de Junín, durante la semana no viene mucha gente de la ciudad, pero si vienen los fines de semana a hacer asados en familias y pasar el rato, pero ensucian y se van”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas