Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Silencio: Habla Farré

Llegó después de estar mucho tiempo en Belgrano, pero por su forma de manejarse dentro y fuera de la cancha, parece que hubiera jugado toda la vida en Sarmiento.

Publicado

el

Guillermo Farré es uno de los refuerzos que llegó a Sarmiento en esta temporada, para jugar el próximo torneo de la Primera B Nacional.

El experimentado mediocampista jugó 10 años Belgrano de Córdoba y consiguió cosas importantes con el Pirata, pero en el poco tiempo que está en Junín y por su forma de manejarse dentro y fuera de la cancha, parece que hubiera jugado toda la vida en Sarmiento.

Luego del entrenamiento matutino en la calle de acceso al hall de plateas y antes de concurrir al almuerzo con sus compañeros, en el restaurante del club, el jugador oriundo de la vecina ciudad de Colón, dialogó con LA DEPORTIVA del diario La Verdad.

Farré habló de cómo están realizando la pretemporada, los amistosos, las sensaciones de estar en un nuevo club y también se refirió a las charlas que realiza diariamente con los más jóvenes del plantel.

En el inicio de la nota al consultarlo como se encontraba en esta parte del trabajo previo al inicio del certamen, explicó que “estoy contento porque el plantel está prácticamente completo en su totalidad y eso es bueno, teniendo en cuenta que falta un período prudente para el inicio del torneo. En lo personal me siento bien, ya nos estamos conociendo con los compañeros, tuvimos la posibilidad de jugar algunos amistosos, se está trabajando de buena manera esperando que llegue el torneo y estar de la mejor forma”.

Funcionamiento y amistosos. Con respecto a la idea futbolística de Fernando Quiroz y los amistosos que jugaron, destacó que “hay que tratar de tomar la idea que pregona Teté (Quiroz) para el funcionamiento, día a día se está trabajando en detalles como para ir achicando el margen de error y por eso es bueno que ya estemos todos informados de lo que se quiere, de la mentalidad que hay que tener en cada partido”.

De los encuentros disputados en Rosario y en Santa Fe, dijo que “los partidos que hemos jugado, si bien han sido con resultados negativos por una lógica del período de entrenamiento, viene bien para sacar conclusiones, para analizar que se puede hacer bien, que hay que corregir, considero que vamos por el buen camino, esperando que se aproxime el torneo y empezar a ultimar detalles”.

Un club nuevo. Al preguntarle sobre la experiencia de estar en un nuevo club después de haber jugado mucho tiempo en Belgrano de Córdoba, el mediocampista, manifestó que “las sensaciones son distintas pero es atrapante, experiencia nueva, compañeros nuevos, adaptarte a una institución, empezar a identificarte con la idea que tiene el club, a la idea que tiene el técnico, son desafíos que a toda persona lo moviliza.

El hecho de estar mucho tiempo en un club hace que uno ya conozca muchos detalles de la institución y muchas veces uno tiende a estancarse. El último año ha sucedido algo de eso y no había encontrado un desafió que me movilizara y el hecho del cambio a mí me hace resurgir. Hay cosas positivas también fuera de lo que era Belgrano, me hace ver que hay cosas que se pueden conseguir en otra institución”.

Luego agregó que “el día a día a mí me moviliza y me hace entrenar de la mejor manera para conseguir los objetivos que nos hemos propuestos este año”.

Charlas con los más jóvenes. Los que habitualmente concurrimos todos los días a los entrenamientos de Sarmiento, observamos que Farré mantiene diálogos frecuentes con sus compañeros. Pero esto no sucede solamente en la cancha o en los vestuarios, sino también a la hora del desayuno o del almuerzo, donde se sienta junto con los más jóvenes compartiendo largas charlas e intercambiando ideas, explicándole las cosas buenas y malas y principalmente inculcándoles el sentido de pertenencia.

Al consultarlo al respecto, explicó que “uno por ahí tiende de ser así. A mí me gusta charlar, contar experiencias, hacerles ver a los jóvenes lo que es la vida del jugador, porque uno ha pasado buenas y malas. Tengo la posibilidad de contarles las experiencias y después quedará en cada uno tomarla o dejarla, pero uno se queda con la tranquilidad de que puede compartir las experiencias de igual a igual”.

Después muy entusiasmado continuó, relatando que “lo más lindo que tiene el fútbol es que achica las diferencias de edades en una charla, porque hablar de fútbol es lo más atrapante y por más que haya chicos de 18 o 20 años, podemos hablar de igual a igual, porque hoy en día el objetivo en Sarmiento lo tenemos que cumplir todos juntos, más allá de que ellos sean más jóvenes que uno”.

Piedras en el camino. Siguiendo con la charla, al preguntarle sobre las piedras que encontrarán en el camino los más jóvenes, dijo que “eso es una de las cosas que trato de hacerles ver, de que el fútbol es hermoso como deporte, pero el sistema es complicado, es difícil, hay que sobreponerse a muchas cosas, que ojalá todos tuviéramos la posibilidad de tener un camino de éxitos constantes en el fútbol porque sería lo más fácil, pero en el fútbol son más las derrotas, que las victorias que se consiguen. Sin embargo, nunca tienen que bajar la cabeza, hay que esmerarse, estar convencido de lo que uno quiere, adaptarse a la idea del técnico que esté en ese momento. Hay que dedicarse al 100 por 100 a la idea que pregona la institución, con mucho sentido de pertenencia.

Todo esto es muy lindo charlarlo con los chicos, es atrapante, porque cuando estás mucho tiempo en un rubro, la misma experiencia te hace vivir tantas cosas que por ahí hoy a mí me da la posibilidad de comentárselas a los jóvenes. Uno las explica, las dice pero después está en cada uno quien la quiere escuchar o no”.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas