Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Sigue la preocupación por las deficiencias operativas en el Registro de las Personas

En las últimas horas quien se expresó fue la diputada Rocío Giaccone. “Presentamos un proyecto en la Legislatura bonaerense para que el Ejecutivo provincial resuelva la caótica situación”, afirmó la diputada.

Publicado

el

Días pasados, LA VERDAD sacó a la luz un tema que preocupa a la mayoría de los juninenses: las deficiencias operativas en el Registro de las Personas. En las últimas horas quien se expresó en torno a la situación fue Rocío Giaccone.

La diputada reafirmó su malestar al decir que “los juninenses no queremos acostumbrarnos a vivir sin lo que nos corresponde como ciudadanos. A la falta de transporte público se suma la falta de un Registro de Personas.

No podemos hacer trámites en el Registro de las Personas, porque esa dependencia estatal no funciona. En una ciudad de 100 mil habitantes, tenemos que derivar las solicitudes a localidades vecinas”.

Asimismo y como lo adelantó este medio, explicó que “la insólita situación del Registro se ve agravada porque su titular, Gloria Voda, renunció en julio de 2017 y aún no se designó reemplazante para el cargo. El organismo está acéfalo y a la deriva”.

En tanto, en la parte final adelantó que presentó un proyecto para resolver la insólita situación que se vive a nivel local.

“Presentamos un proyecto en la Legislatura bonaerense para que el Ejecutivo provincial resuelva la caótica situación del Registro de las Personas, que nos perjudica la vida cotidiana a los juninenses”.

 

La palabra de Voda. En aquella breve entrevista con Voda, que se publicó en este medio el martes 9 de enero, la notaria expresó que "renuncié en julio del año pasado y el 11 de agosto dejé de trabajar. No hay nadie que me reemplace, no tienen a nadie, A mí, todavía no me dieron la baja". 

Según trascendidos, La Verdad pudo saber que el 31 de marzo se había jubilado una de las empleadas y, el pasado 31 de diciembre otra, con lo cual la dependencia quedó con menos personal. A raíz de esto, comenzaron a trabajar dos personas, bajo la modalidad de contrato, pero a fin de 2017, no se los renovaron. 

En tanto, en la delegación de Villa Belgrano, que funciona en calle Padre Ghio, entre Sarmiento y Borges, habría dos empleados que habrían sufrido la misma suerte. Trabajaron durante varios meses como contratados y, según se pudo saber, nunca recibieron salario alguno. En esta delegación, dijeron que sólo hay una persona trabajando, que está próxima a jubilarse, y otra de vacaciones, con lo cual es imposible poder ofrecer un buen servicio.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas