¿Se logrará flexibilizar la exportación de carnes de cara al año 2022?
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Rurales

¿Se logrará flexibilizar la exportación de carnes de cara al año 2022?

El martes es la reunión de los técnicos de la Mesa de Enlace y del ministerio de Agricultura y el jueves, la reunión política entre Domínguez y los presidentes de las agrupaciones del campo. Se esperan definiciones.

Publicado

el

Definir el modelo exportador para la carne del 2022 es el objetivo de las reuniones que se retoman esta semana. Por un lado, el Gobierno, por el otro la Mesa de Enlace. Ambos mantienen intereses distintos: El Gobierno tiene está preocupado en primer término mantener una canasta de precios congelados en especial considerando las Fiestas de diciembre (tema a cargo del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti) y por garantizar el abastecimiento interno. Por el otro, el deseo de las entidades el campo de lograr una mayor apertura en las exportaciones del programa vidente hasta el 31 de diciembre próximo.

Con estas posiciones se reunirán el martes los cuadros técnicos y el jueves el ala política.

Si bien el pedido del campo es abrir totalmente las exportaciones, las expectativas de alcanzarlo son casi nulas. En especial porque según la visión del Gobierno ese objetivo está cruzado por el propio de abastecer el mercado interno para que los argentinos puedan comprar carnes a precios accesibles.

La propuesta oficial contempla “garantizar las exportaciones de cuota Hilton, 481, EEUU, Israel, Colombia y Chile y también la de 1 millón de vacas y toros categoría D y E”, según establece un documento de trabajo que la cartera de Agricultura acercó a las entidades.

Las entidades no la aceptarían e insistirán con la apertura total del mercado. «No es fácil pero trataremos de que confíen en lo que les llevamos», dijo a NA el presidente de una de las entidades que componen la Mesa de Enlace. ¿Qué le llevan?, «números más reales en lo que respecta a stock de ganado y de volúmenes certeros de exportación de carne no de res con hueso», dijo.

El Gobierno sabe que en la carne tiene a uno de sus grandes «aliados» para contener la evolución de los precios, el IPC. En este indicador la carne tiene una ponderación alta que alcanza al 8% de la canasta y por ello los esfuerzos en contener los valores. De hecho al comienzo de las restricciones se consiguió frenar la escalada de los precios de la carne, meta que a poco se fue corriendo y hoy el kilo promedio del asado en la Argentina superó los 1.000 pesos.
****************************************************************************************************
También puede interesarte:

• Todo el Deporte en: La Deportiva

Escuchar las notas más importantes en: LT20 Radio Junin

• Escuchar LT20 Radio Junín en VIVO: Escuchar ahora

Más Leidas