Seguinos en
Binaria Seguros

Nacionales

Se desvanecen las posibilidades de un episodio de “El Niño”

Se mantiene una probabilidad del 10% para el posible desarrollo de un episodio de “La Niña”, con sequía y bajante de los ríos.

Publicado

el

La alternativa de un escenario de tipo “Neutral Levemente Cálido” incrementa su probabilidad a un 80% en el ciclo agrícola actual 2018-2019.
En cambio la probabilidad de un episodio pleno de “El Niño”, con precipitaciones extremas, crecidas de los grandes ríos e inundaciones se reduce a un 10%.
Se mantiene una probabilidad del 10% para el posible desarrollo de un episodio de “La Niña”, con sequía y bajante de los ríos.
Así lo consignó el especialista en agro clima, Eduardo Sierra, en el último Informe Climático Estacional de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.
“Frente a estas alternativas, será necesario mantener un estado de alerta, a fin de hacer frente, en forma exitosa a las alternativas que vayan presentándose”, señaló el autor del reporte. .
Indicó además que durante octubre y lo que va de noviembre, el escenario climático se estabilizó dentro del rango normal.
Sólo el Océano Pacífico Ecuatorial continuó calentándose muy lentamente, aunque sin llegar a un nivel de “El Niño”.
“Contrariamente, la mayor parte de Pacífico sur se enfrió levemente, debido al ascenso hacia el norte de la corriente marina fría de Humboldt, permaneciendo en el rango neutral”, dijo Sierra.
En la Cuenca Atlántico, tanto corriente fría de Malvinas, como la corriente cálida del Brasil, redujeron sus intensidades, haciendo que el Océano pasara a un estado prácticamente neutral.
“Esta tendencia favorece la posibilidad de que la campaña 2018-2019 se desarrolle en un escenario moderado, con precipitaciones algo por encima de lo normal y con una distribución espacial muy heterogénea, pero sin alcanzar valores extremos, capaces de producir inundaciones, como sucedería en escenario de El Niño”, consideró.
Según el analista, los cambios de tiempo no serán tan intensos como en un episodio de El Niño, pero alcanzarán un vigor algo por encima de lo normal, “comenzando con prolongados lapsos cálidos y húmedos, seguidos por precipitaciones tipo tormentas localizadas severas, con riesgo de aguaceros torrenciales, granizo y vientos y finalizando con marcados descensos térmicos”.
“Este escenario favorecerá a los cultivos, tanto a los de la cosecha fina, que están finalizando su formación del rendimiento y comenzando la maduración y cosecha, como a los de la cosecha gruesa, que están en su etapa de implantación y arranque”, afirmó en su análisis.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas