Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

Se construyó una nueva galería en el Jardín Nº 921

“Antes esto no existía y los chicos para llegar debían cruzar el patio, por lo cual cada vez que llovía, se mojaban”, dijo la Inspectora.

Publicado

el

El Jardín de Infantes Nº 921 se encuentra ubicado en la zona de El Carpincho, pegado a la Escuela Primaria 17, en cercanías del conocido Boliche Amarillo. Durante muchos años, se pidió por una reforma estructural de sus bases ya que, literalmente, el suelo de la institución estaba hundido, con las paredes prácticamente al aire.

Luego de una gran inversión de dinero, se pudo subsanar el problema y ahora niños y docentes pueden utilizar el espacio y desarrollar normalmente las tareas. Para subsanar el hundimiento de pisos, hubo que hacer un trabajo de submuración, pared por pared y hacer nuevamente los cimientos correspondientes, después los nuevos contrapisos y nuevamente colocar los pisos. También se realizó la impermeabilización de toda la cubierta para poner fin a las filtraciones y una conexión cubierta entre el SUM y las aulas, para poder trasladar la comida.

Fabiana Polverigiani, inspectora de Nivel Inicial, manifestó que “es un jardín periférico, creado en 1997 pero, recién en 2007, logra mudarse a las instalaciones en donde funciona actualmente. En 2011 comenzaron a surgir dificultades con el piso, donde hubo un hundimiento de unos 15 centímetros y las paredes quedaron sostenidas en el aire. Este problema se fue profundizando y se requería de una obra muy importante y costosa”.

Graciela Bauer, también inspectora, acotó que “tanto las docentes como las directoras hicieron siempre los reclamos pertinentes y nunca tuvimos una respuesta. Se minimizaba el problema y decían que no era peligroso. El hueco entre el piso y la pared era impresionante y crecía cada vez más. Nunca se hizo absolutamente nada hasta ahora. Sí se trabajó en el patio, porque se hundía el pozo ciego”.

Jardín en crecimiento
Luego, Polverigiani destacó que “mientras todo esto iba pasando, la matrícula del jardín se iba acrecentando y la preocupación era muy grande. La prioridad para el 921 era el tema del piso, pero también se hicieron otras cosas. El jardín se renovó por completo y se construyó una galería, que comunica el SUM donde funciona el comedor y las salas. Antes esto no existía y los chicos para llegar debían cruzar el patio, por lo cual cada vez que llovía, se mojaban. Se hicieron los baños nuevos y se amoblaron las salas, con juegos nuevos. Hubo una reestructuración en el patio y pintura, tanto en el interior como en el exterior”.

“Este año nuestro trabajo estuvo muy acompañado desde el Consejo Escolar, con un gran acompañamiento. Las obras hicieron hincapié en la electricidad, el gas natural y los techos. A muchas de nuestras instituciones les llovía el techo y fueron arreglados, y a otras se les hizo la instalación del gas y electricidad de manera completa”, finalizó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas