Se agrava la situación de la empresa Vicentín - La Verdad Online de Junín, Buenos Aires, Argentina
Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Se agrava la situación de la empresa Vicentín

Se estima que la deuda de Vicentín es de unos 1.300 millones de dólares. El 30% de esa deuda es con bancos locales, otro 35% de la deuda es con bancos extranjeros. El otro 35%, unos 455 millones de dólares, está repartido entre corredores, acopios, distribuidores de insumos y productores.

Publicado

el

Por: JOSÉ LUIS AMADO
-Periodista Agropecuario-

Todos los que de una forma u otra hemos estado informando sobre lo que está aconteciendo con la empresa Vicentín sabíamos que, si no resolvían de forma inmediata su acreencia, -más tarde o más temprano-, esto provocaría dificultades financieras en las empresas proveedoras.
Si bien es cierto que en el mercado local era un secreto a voces que el default de Vicentín iba a generar un efecto cascada entre las empresas corredoras y acopios que mantenían operaciones con la agroexportadora, todo se precipitó luego de la feria judicial.

Esta semana uno de sus acreedores, el corredor de granos y bróker GYT Plus SA y Gaurdati-Torti SA, ambas empresas pertenecientes a Juan Carlos Guardati y Ángel Torti, reconoció -a través de una nota remitida a la Bolsa de Comercio de Rosario-, que no podrá honrar compromisos asumidos con sus clientes y que necesita ir a una reestructuración de pasivos. En criollo, no podrá pagar a sus productores y clientes los granos que entregaron a Vicentín.

La situación de las empresas GYT Plus y el bróker de bolsa Guardati Torti, que tiene oficinas en Rosario y planta de acopio en la localidad santafesina de María Juana, cayó como un baldazo de agua fría. La comunicación de su situación corrió por cuenta de la propia empresa mediante un comunicado y en el que hace referencia a las razones de tan extrema medida al explicar que: “debido a múltiples situaciones ajenas a nuestra voluntad, hemos sufrido un impacto de consideración en nuestras finanzas, que torna muy difícil el cumplimiento temporáneo (sic) de las obligaciones asumidas”.

También el escrito indica que: «La empresa se encuentra convencida de que, mediando una reorganización de los pasivos, será absolutamente posible cumplir con nuestros clientes del mismo modo que lo venimos haciendo con rigurosidad desde hace 41 años». Finalmente les expresaron a sus clientes que «Próximamente les comunicaremos el plan general de reorganización y reestructuración de pagos de la empresa» y que destinó un equipo de trabajo a tal fin.

En este contexto, y al margen de las explicaciones empresarias, el Rofex-Matba dispuso prohibirle a GYT Plus, de manera preventiva, la apertura de nuevas operaciones y que solamente podrá cancelar sus obligaciones existentes. Por lo tanto quedó excluida del mercado de futuros y opciones.
Cabe destacar que GYT Plus es uno de los correacopios más importantes del sector y uno de sus socios, Ángel Torti, es directivo de la Bolsa de Comercio de Rosario. La firma opera tanto en el mercado de granos como en el de capitales bajo la razón social de Guardati Torti SA.

Indican distintas fuentes del mercado de granos que Guardati Torti, junto a la corredora Grassi y la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), concentran buena parte del pasivo comercial de Vicentín.
Pedido de quiebra

Vicentín venía realizando negociaciones paralelas con bancos y acreedores comerciales en busca de un acuerdo largo de cancelación de deudas que le evitara terminar en la Justicia. Al parecer, esta estrategia estalló por los aires, pues Gagliardo Agrícola Ganadera SA, GAGSA, de la localidad de Pérez (Santa Fe), presentó esta semana el primer pedido de quiebra. Según fuentes empresarias, a partir de ahora se da por descontado que la poderosa firma santafesina empezará a transitar el camino que la depositará en la convocatoria de acreedores en los próximos días.

Lo cierto es que, luego de la feria judicial, en los tribunales santafesinos más de una decena de empresas corredoras y acopios presentaron medidas cautelares contra Vicentín para intentar cobrar sus deudas. En la lista figuran firmas como BLD, Agro Giorgi, Willgan, Rauten, Corredora Pampeana, Bessone, Bollatti y Pincen, entre otras.

Por lo pronto, para evitar el concurso preventivo, Vicentín presentó una oferta de Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) a sus acreedores. En este, propuso un plan de pagos que contempla la cancelación de la deuda en un solo pago para 1.200 pequeños productores y en un plazo de hasta ocho años para corredores y acopiadores, a quienes le reconocía la dolarización de los créditos y no les establecía ninguna quita.

Todo esto ocurre en un momento en el que el mercado está saturado de versiones de que la firma planea presentar la convocatoria de acreedores, un punto que hasta ahora viene siendo desmentido por los directivos. Por lo pronto la última palabra no está dicha y en el mientras tanto crece la preocupación de empresas corredoras, acopios y productores agrícolas.

Más Leidas