Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Ocio

Se acercan los buenos momentos

Publicado

el

Hace frío y seguro crees que no puedes disfrutar de tu pasión: “pescar”, es cierto, es más duro salir de pesca, pero bien abrigado con todo lo que hay de nuevo en este rubro es posible disfrutarlo o al menos no sufrirlo. También el pique es más esporádico; pero cuando los días comiencen a extenderse, las temperaturas se entibien un poco los peces y todo el entorno natural comenzará lentamente a recuperar la actividad. Por estas condiciones el momento es ideal para comenzar las prácticas, el reponer equipamientos o para arrancar una nueva actividad o técnica de pesca.
Como muchos ya saben mi especialidad es la pesca con mosca, proveyendo equipos, asesorando su uso, la pesca de distintas especies, algunas más lejanas como las truchas (Sierras de Córdoba, Patagonia en toda su extensión, sobre todo en la cordillera o Sierra de la ventana en provincia de Buenos Aires), los dorados y demás especies de los grandes ríos como el Paraná (dorados, chafalotes, palometas, etc..) o las más cercanas a nuestra zona, como las tarariras, carpas, o especies menores como los dientuditos y chanchitas; el pejerrey también es una buena opción cuando es abundante y en cardúmenes (primavera es un buen momento ya que se agrupan para comenzar el desove).
Es el momento adecuado para comenzar a conocer el mundo de la pesca con mosca, ya que este momento de poca actividad de pesca pueden aprender las técnicas de lanzamiento y práctica de pesca, para llegar al momento en que la actividad comienza a reanudarse y estar a tono. Mis clases de enseñanza son en el río Salado o alguna laguna cercana, yo instruyo a los interesados en lugares de pesca real, con todas las dificultades que tienen los ámbitos donde se puede capturar un pez, que no son los sitios más cómodos, sino que hay pastos más altos, barrancas, árboles, que hacen más difícil el lanzamiento. Aprender en un lugar muy cómodo, con hierba corta, lagos artificiales con orillas ideales hacen más fácil el aprendizaje, pero luego nos trasladamos a una laguna normal y se nos complica adaptarnos, perdiendo tiempo valioso en el momento de pescar, además muchas veces por esa inexperiencia arruinar elementos que nos cuesta comprar (deterioro de líneas, pérdida de moscas, y hasta a veces someter a esfuerzos la caña). Esa es la causa por la que mis cursos son en lugares donde las dificultades son las que se encuentran dónde vamos a pescar, proveyendo en las primeras clases equipos de mi propiedad para tomarle la mano y luego decidir qué equipo adquirir.
Muchos creen que esta técnica de pesca es muy complicada y difícil, pero luego que prueban y arrancan se dan cuenta que solo es un poco diferente nada más, los equipos son muy livianos y hacen que cualquier pececito se convierta en un desafío, desde engañarlo para que tome a mosca creyendo es un alimento hasta poder arrimarlo y devolverlos a su medio sin daño.

En nuestra zona cercana podemos capturar tarariras, arrojar el artificial, hacerlo trabajar moviéndolo, dándole vida, y ver la explosión del agua ante un pez con sus fauces repleta de dientes atrapando nuestra mosca; o escondido detrás de los juncos o pasto en la orilla, tratando que las carpas no nos vean o detecten, lo más silenciosos posible, ubicando cerca de ellas una mosca muy pequeña imitando pequeños insectos como mosquitos, para que este pez lo tome con sus labios, para luego desencadenar una pelea que no creíamos fuera posible, muchas veces de tamaños que nos dejan con la boca abierta.
Es muy fácil, si desean probar antes de iniciarse arrímate al local, conversamos y probamos una práctica. No te quedes con ganas.
¿Por qué devolver los peces luego de pescarlos? Es muy simple, si todos matamos todo lo que atrapamos en poco tiempo no tendremos nada para pescar. Esto es lo maravilloso de este deporte, podemos atraparlos y no solo devolverle la vida, sino darle valor a su vida. Cuidemos el ambiente es el único que tenemos.

“…La tiránica fascinación con que la pesca acoge para siempre a aquellos que se iniciaron alguna vez en sus misterios. Los enigmas que presentan no tienen fin; tan pronto como uno es resuelto, o parece haber sido resuelto, mediante dedicación y pensamiento, surge otro que ocupa todos nuestros esfuerzos. En ocasiones la solución de un problema entraña la creación de otro. Y de esa forma la tiranía continúa. Únicamente aquellos capaces de pensar que la pesca no les aportará nada no tienen idea de lo que significa capturar un pez”.
Rafael Sabatini (del libro “En el anillo de la subida “ de Vincent Marinaro).

MÁS NOTICIAS

Más Leidas