Seguinos en
Binaria Seguros

Regionales

Se abrió el cinerario “Padre de las misericordias” en 9 de Julio

Luego de la misa que se celebró en ocasión de conmemorarse el día de los Fieles Difuntos, se realizó la apertura formal del nuevo lugar sagrado que está lindante a la Iglesia Catedral de 9 de Julio. A partir de ahora ella ofrecerá a los fieles católicos un lugar adecuado para depositar las cenizas de sus seres queridos.

Publicado

el

9 de Julio.- El cinerario “Padre de Las Misericordia” quedó inaugurado con la bendición del obispo diocesano, Monseñor Ariel Torrado Mosconi.
Luego de la misa que se celebró en ocasión de conmemorarse el día de los Fieles Difuntos, se realizó la apertura formal del nuevo lugar sagrado que está lindante a la Iglesia Catedral de 9 de Julio. A partir de ahora ella ofrecerá a los fieles católicos un lugar adecuado para depositar las cenizas de sus seres queridos.

Esta iniciativa, que estuvo inspirada en la reciente celebración del Año de la Misericordia y en el pedido de varios feligreses, cumple con una doble función: dar sepultura a los muertos (corporal) y rezar por los vivos y difuntos(espiritual). Es además un sitio que, lindante al templo, siempre acogerá a quienes deseen visitarlo para un momento de encuentro y de comunión con Dios y con sus queridos difuntos .

Cabe recordar que la Iglesia desde siempre rogó por las almas de los difuntos y trató con reverente respeto los restos mortales de las personas. Esto proviene de su fe en la encarnación, en la muerte y en la resurrección de Jesús; de su concepción de la persona humana dotada tanto de alma inmortal como de cuerpo carnal; y de su respeto por la dignidad del hombre. Es también la forma de manifestar la fe y esperanza en la vida verdadera, definitiva y eterna.

La celebración eucarística y posterior rito de bendición fue presidida por el obispo diocesano y concelebrada por el cura párroco, Padre Guillermo Gómez y por el Vicario Parroquial, Padre Ariel Palanca.

Durante su homilía, Monseñor Torrado Mosconi destacó la importancia de tener una concepción cristiana y evangélica de la muerte y se refirió al dolor esperanzado que los creyentes tienen ante la realidad de la muerte. Y expresó que debemos hacerlo “del mismo modo que Jesús lloró ante la cercanía de la muerte y que sin embargo la abrazó con entereza y confianza en la cruz”. En ese sentido exhortó a los fieles a que también se entreguen a los brazos del Padre de las Misericordias, haciendo alusión al mural hecho por la artista plástica Mónica Corrales que embellece la capilla del cinerario.

Al término de la misa, los fieles en procesión se dirigieron a la nave izquierda del frente de la Catedral donde tuvo lugar la bendición solemne de la capilla.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas