Seguinos en
Binaria Seguros

Provinciales

Scioli se defendió por escrito y negó todas las acusaciones en la causa de las UPA

“No es cierto que se haya alterado el procedimiento administrativo del Ministerio de Salud para la provisión de las UPAs para beneficiar a un proveedor determinado”, dijo el exmandatario bonaerense.

Publicado

el

El exgobernador y actual diputado nacional, Daniel Scioli, presentó hoy una declaración por escrito y se defendió de las acusaciones en el marco de la causa en la que se lo investiga por presuntas irregularidades en la construcción de ocho Unidades de Pronta Atención (UPA24) durante su gestión.

Universidad Siglo 21

“Todas las contrataciones durante mi gestión se realizaron en el marco de la normativa vigente”, señaló Scioli en el escrito que presentó hoy en los tribunales platenses, al igual que lo hizo ayer su ministro de Salud, Alejandro Collia, también imputado en la causa que investiga el fiscal Álvaro Garganta.

“No es cierto que se haya alterado el procedimiento administrativo del Ministerio de Salud para la provisión de las UPAs para beneficiar a un proveedor determinado”, agregó el exmandatario bonaerense.

Fue la primera vez que Scioli declara en el marco de una indagatoria, acusado por irregularidades en su gestión. En concreto, a raíz de una denuncia de Elisa Carrió, el fiscal Garganta puso la lupa sobre la construcción de ocho UPAs ubicadas en Almirante Brown, Lezama, Hurlingham, José C. Paz, Moreno, tres de Febrero, Mar del Plata, Zárate y Los Hornos para las que se destinaron 117 millones de pesos.

Scioli sostuvo que “es totalmente falsa mi supuesta relación especial con uno de los proveedores”, en relación a la empresa Miller Building International S.A., que de acuerdo en la denuncia figura como la beneficiada en las licitaciones. Y detalló: “Dicho proveedor accedió a menos del 1% de las obras públicas, licitadas todas mediante concursos públicos y transparentes, y según la ley aplicable a cada caso”.

Según la denuncia, esa empresa le compró terrenos a Scioli (quien operó con la firma Capanone S.A.) por 3,8 millones de dólares, un valor que, siempre de acuerdo a la presentación judicial, sería muy superior al de mercado. La hipótesis, en ese marco, es que allí podría haber existido un “retorno” por la licitación de las UPAs.

En ese sentido, señaló que “la imputación mencionada tienen origen en un contrato de alquiler privado entre una sociedad que yo no presidía (ni cuya administración integraba) con una persona especializada en organización de eventos, y luego con una sociedad”. Y agregó: “Ninguna de ellas proveedoras del gobierno provincial. Con respecto a la venta también mencionada en la imputación, fue efectuada en 2017, cuando ya no era gobernador, a valor de mercado, bancarizada y cumpliendo con las normas legales vigentes para dicha operación”.

Asimismo, desmintió haber utilizado el helicóptero del proveedor durante su periodo como gobernador, como se le imputa. Y agregó: “Nunca he recibido dádivas, ni de ese proveedor ni de ninguna otra persona”.

Es que el fiscal cuestionó “la relación personal y comercial” que el supuestamente mantenía con el presidente y accionista mayoritario de la empresa, y además, “por las dádivas que el primer mandatario percibía de éste por su rol”.

Por último, Scioli negó haber influido “jamás indebidamente sobre ningún funcionario para favorecer proveedor alguno”. E insistió: “Todos los expedientes estuvieron avalados por los organismos de control de la Constitución, y hasta en algunos casos por la Organización de las Naciones Unidas, a través de su Programa para el Desarrollo”.

Cabe recordar que las 17 UPA, que Scioli construyó durante su gestión, y que fueron uno de los ejes de su campaña presidencial, fueron creadas con el objetivo de descomprimir la demanda de atención primaria en los hospitales, con un servicio 24 horas.

Haciendo Obras 1

Más Leidas