La vuelta de los hinchas, el "aplausómetro" y todo el color
Seguinos en
Grupo LPF
Grupo LPF

Deportes

La vuelta de los hinchas, el «aplausómetro» y todo el color

Del partido de Sarmiento en Junin ante Aldosivi de Mar del Plata en el «Eva Perón».

Publicado

el

Foto: Eduardo Ruiz.

La gran novedad del último partido de Sarmiento de Junín ante Aldosivi de Mar del Plata fue el regreso del público al estadio «Eva Perón» tras 586 días.

Solamente pudieron ingresar los socios al estadio con carnet en mano y constancia de al menos una vacunación contra el coronavirus y un grupo de personas eligieron llegar con anticipación, distribuyéndose en las diferentes tribunas.

A medida que los hinchas iban ingresando al «Eva Perón» se encontraban con la música fuerte que salía de los parlantes ubicados en la parte baja de la platea techada. Sonaron temas de rock nacional e internacional como por ejemplo Patricio Rey y sus Rendoditos de Ricota y ACDC.


El calentamiento del equipo minutos antes del inicio del partido.

Vale destacar que si bien en algunos accesos se formaban colas, las personas pudieron acceder sin ningún problema y solo debían esperar un par de minutos para llegar al primer control policial.

Una vez en la puerta de acceso tanto a popular como a platea, los fanáticos debían presentar la constancia de vacunación a través del celular o del comprobante físico.

En tanto cuando la voz del estadio anunció la formación titular de Sarmiento, el jugador más aplaudido fue Manuel Vicentini, seguido por Federico Paradela, Luciano Gondou y Jonatan Torres.

Minutos antes el equipo de hockey femenino que se adjudicó el título en el Campeonato Regional dio la vuelta olímpica y recibió las felicitaciones de todos los presentes.

Al momento que salió el equipo los hinchas lo recibieron con el famoso «Sarmiento mi bueno amigo…» y aplausos. Asimismo algunos llegaron sobre la hora y pocos con el partido ya empezado.


La salida del equipo al terreno de juego.

Durante el transcurso del primer tiempo el aliento fue constante, sobre todo del grueso de la hinchada ubicada en la tribuna popular cabecera, acompañado por el sonido de las trompetas de «La Percusión» verdolaga.

En el entretiempo hubo aplausos en reconocimiento a la actuación del equipo y teniendo en cuenta el horario del partido, muchos se acercaron hacia las cantinas de las respectivas tribunas. También sonó el «dale campeón, dale campeón» cuando saltaron a la cancha los chicos de la Reserva.

También aparecieron en la cabecera algunas banderas que fueron colocadas en el alambrado y otras de palo.

Ya en el complemento el público tardó unos minutos en volver a tener la intensidad de la primera etapa que revivió con el rápido segundo gol.


El público tras el pitazo final.

Las variantes trajeron consigo aplausos para los que se retiraban y al momento que Federico Vismara saltó al terreno de juego recibió gritos de aliento de todos los sectores del estadio.

Con el partido tres a cero desde la tribuna bajó el «olee, oleee», pero solo duró unos segundos porque todavía quedaba un tramo de partido por jugarse.

Con el pitazo final el aplauso fue cerrado en reconocimiento a la gran labor futbolística y los tres puntos obtenidos. Minutos después los hinchas corearon «es un sentimiento, no puedo parar…» y «dale campeón, dale campeón» porque Manuel Vicentini sacó a relucir el trofeo conseguido en el pasado mes de enero.

Algunos se lo perdieron porque no hubo un anuncio oficial inmediatamente después de que terminó el partido. Los futbolistas cantaron con la hinchada y seguidamente se acercaron al alambrado del sector de platea para saludar a familiares.

Más Leidas