Santiago Scala conquistó Brasil
Seguinos en

Deportes

Santiago Scala conquistó Brasil

El juninense, en su primera temporada en tierras cariocas, se consagró campeón con el Franca y ayer pasó por los estudios de LT20 Radio Junín, en el programa D1470. “Se dio todo rápido, pero siento que pude mostrarme e hice cosas buenas y nos fue bien que es lo que siempre busco”, afirmó.

Publicado

el

Santiago Scala aceptó, el año pasado, un desafío mayúsculo: jugar en el básquet de Brasil. Y la historia terminó de forma espectacular, ya que el juninense, en su primera temporada en tierras cariocas, se consagró campeón de la Liga Nacional con el Franca Sesi, equipo que recientemente anunció la renovación del contrato del base juninense.
Tras la consagración y los festejos que duraron varios días, “Panda”, como todos los conocen, regresó a su Junín natal. En la jornada de ayer, mate de por medio, pasó por los estudios de LT20 Radio Junín, en el programa D1470.

-Cómo se dio el título en tu primera experiencia?
-Se me dio todo rápido. Pero lo que quería era irme, ver cómo es. Ya jugué la Liga acá y quería ver cómo era afuera, ver si mi juego daba para estar ahí, y siento que pude, que hice cosas buenas, pero sobre todo nos fue bien y es lo que siempre busco. Me costó un poco al comienzo desde lo físico. Allá físicamente son mucho más altos, hay mucha talla.

-No es una Liga desconocida, por ejemplo en la final enfrentaste a otro juninense, Franco Balbi…
Fue re lindo. Mejor hubiera sido juntos, pero ya vernos, que se charle mucho, juntarnos, siempre está bueno.

-Cómo fueron las finales con el Flamengo?
-Ellos vienen de tres o cuatro años de ganar mucho y este año decían que Franca estaba fuerte. Eso ya estuvo bueno de movida, que me llamaran para ir, para ser más fuertes. Nos fue bien, siempre fuimos primeros en la fase regular, llegamos ahí con una semifinal muy dura contra San Pablo. La final sabíamos que iba a ser dura aunque contra ellos siempre nos fue bien. Flamengo venía de ganar todo en varios años, entonces había que seguir duro.

-¿Cómo es el básquet de Brasil, el ambiente?
-Lo vi más a lo NBA, con mucho show, mucho marketing del bueno. Buscan gente siempre, animan, muchas cosas que acá no veo. Siento que está bueno, lo viven de una forma más relajada, seguramente por eso mismo, pero está bueno. Con todos los que hablo dicen que está bueno ir para allá, sobre todo quería ver ese nuevo básquet, esa nueva vida, algo nuevo. Salió bien.

También fuiste campeón del torneo de triples en el Juego de las Estrellas…
Si, se me dio. El Juego lo arma la Liga misma, arma mucho show de varios días. Fue muy loco para mí porque soy más simple y no me gustan mucho esas cosas, pero fue mucho flash. Pero está bueno, para que el básquet se mueva más y llegue a más gente. Era más para vivir esas cosas nuevas, pero son esos premios para uno que están buenos. Pero tenía en claro que iba para que se ganen cosas con Franca.

-¿Tuviste que adaptarte al roce o trabajar más en el físico de entrada?
-La verdad que de todo. Cuando llegué, esa semana vi que los pibes de 17 años estaban fuertísimos. Ahí les dije de hacer doble pesa, lo que sea, porque si no me ponía duro no iba a poder, entonces esas cosas uno se da cuenta jugando y si uno quiere más busca eso extra para jugar, sino el que sufre es uno.

-¿Cómo estás en contacto con la familia?
-Estoy mucho con llamada, fotos, entre otras cosas. Se hace duro, porque nunca estuve tanto tiempo lejos, siempre como máximo cinco o seis meses, y es algo que me hace bien y me gusta mucho. Pero dando este paso sabía que iba a ser así, entonces ya me fui listo, con la mente puesta de que iba a estar diez meses lejos. Ya sabiendo que estaba listo, obvio que cuesta igual, pero lo llevé bien.

-¿Cómo es la ciudad de Franca?
-Es una ciudad de 350 mil habitantes, linda, con un lindo centro, tiene shopping. Para mí es buenísimo porque allá se ven todo ciudades grandes, o se habla de la playa y la fiesta, pero no. Me vino bien para mí que me gusta más lo calmo, con el mate siempre.

-Volviendo a Franca, ¿Cómo son los hinchas?
-Eran de vivir de cerca el básquet, por las redes ya me conocían. Cuando llegué, nos fue bien, tuve buenos juegos y ya cada vez más, y con este título fue re loco para la ciudad. Hacía 23 años que no ganaban una liga. Gente grande hablándome llorando, cosas que uno que le chocan para bien.

-Había algunos conocidos como David Jackson…
-Que se conozcan acá, solo él, pero todos los que estaban, hoy van a la Selección de allá y son jóvenes porque casi todos tienen entre 22 y 29 años, y juegan bárbaro, tienen físico, talla, pero creo que les hace falta hacer el click para buscar más. Obvio que se sienten cómodos allá, son número uno, pero si quieren pueden ir por más.

-¿Puede ser que a nivel liga busquen al argentino por esa cuestión?
Lo que vi es que allá se buscan cosas para unir al equipo. Lo que dije antes del show, hace que miren muchos números, o que estén con el doble-doble, triple-doble, y esas cosas hacen que nosotros veamos más en grupo, que nos vaya bien en equipo y que no se busque el bien para cada uno.

-¿Cómo te llevaste con el idioma?
-Bastante bien. Se entiende cuando se habla sobre básquet, que es lo que sirve, y afuera con señas. Se va llevando, se escucha todo.

-¿Sos de mirar la Liga Nacional?
-La sigo siempre porque están todos acá, y con el Turco (Argentino) soy hincha. Siempre se sufre, pero en todo momento haciendo fuerza, siguiéndolo como uno más.

-¿Qué es Argentino para vos?
Para mi es todo, lo que me hace bien, soy hincha. Lo sigo siempre, siempre que vengo voy a la cancha, estoy en lo que se pueda sumar porque somos eso. La gente nuestra está siempre. Ahora hicieron la cantina nueva y la verdad que todo suma, no está nada fácil, todo está caro y que se muevan ellos para hacer algo está bárbaro.

-¿En algún futuro pensás volver?
Si, es algo que pienso siempre, sueño siempre, pero sin nada de humo. Yo tengo ganas de venir acá, no que me canten e irme y no jugar más. Tengo ganas de volver sintiéndome bien físicamente. No sé si en dos años, cuatro años, ya mucho más no falta. Cuando vuelva espero que se logren cosas buenas. Jugué poco en la Liga, me tocó descender, es una deuda que me duele mucho y quiero jugarla.

-Pero has vivido mucho, ascensos y demás…
-Si obvio, pero son cosas mías que hacen que sienta que tengo ese debe. Sueño con esa vuelta, pero no para vender de humo, sino para jugar y ser uno más.

-¿La Selección es otro objetivo?
-No me vuelve loco. Estuve en la lista de 25 jugadores para jugar en octubre y en febrero, estuve ahí. Es algo que estaría lindo. Si no se da, sé que todavía falta para eso, y si no lo logro, no se dará. Yo hago todo lo que puedo y se que los que están hoy juegan bárbaro, son ídolos y me pone bien por ellos porque con casi todos jugué, entonces es algo lindo verlos, seguirlos y ver todo lo que logran.

Más Leidas