Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Locales

Rosana Farías asumió su cuarto período al frente del Sindicato de Panaderos

El sector tiene la representación de 600 trabajadores, y la dirigente alertó sobre la difícil situación que atraviesan.

Publicado

el

Rosana Farías tiene casi 24 años dentro de la organización gremial y el viernes asumió su cuarto período consecutivo como secretaria general del Sindicato de Trabajadores Panaderos de Junín.
“Cuando empecé a trabajar, la organización no estaba bien. Iba dos veces por semana y hacía tareas administrativas, y fue quedando acéfala porque no había un buen trabajo gremial. Si los dirigentes no tienen las herramientas para poder llevar adelante la gestión, el gremio empieza a caer. Para evitar esto, hay que educar a los que acompañan, como nuestro Sindicato que capacita a los trabajadores y a la comisión directiva, que prepara soldados que sepan desarrollar la defensa del trabajador”, apuntó.
En esta noche de asunción, este compromiso volvió a renovarse, por parte de Rosana Farías y “algunos dirigentes que me acompañan desde el principio y otros que se fueron sumando”.
La dirigente adelantó que “estamos a punto de inaugurar la casa propia de los panaderos de Junín, un sueño que parecía inalcanzable y significó mucho esfuerzo”.
Según recordó, “en un momento no había ni siquiera un lugar, me nombraron interventora así que asumí y puse las cosas en orden, y también tuve la suerte de formar un equipo de buenas personas, porque es fundamental de rodearse de gente de las mismas convicciones y lealtad, anteponiendo los problemas de los trabajadores que representamos”.
“Pretendemos que cada vez que un afiliado concurre a nuestra sede, se vaya con una solución o la seguridad de que llegará, no puede irse con dos problemas”, apuntó.

DIFÍCIL SITUACIÓN
Sobre la situación actual de los trabajadores panaderos, Farías dijo que “en su momento, lo que nos ayudó a fortalecer el gremio que hoy tiene 600 afiliados, fue la realización de tareas de inspección y control en los comercios. Pero desde hace un tiempo atrás, dejamos un poco por la gran problemática económica existente, ya que los impuestazos y tarifazos que se dieron en herramientas elementales de cada empresa y la elaboración de la materia prima, repercutieron en los que menos tienen, que son los obreros”.
“Hay muchas empresas pequeñas a las que les cuesta juntar la plata para pagar los sueldos, es una locura que una bolsa de harina cueste entre $ 1400 y $ 1600 y se tenga que vender el pan a $ 100 el kilo”, apuntó la dirigente.
En este sentido, reclamó que “el trabajador se puede llevar gratis el pan, pero hay muchísimas cosas más que tiene que pagar en su hogar y para su familia, para vivir. Hoy se trabaja para comer y ni siquiera le alcanza, no es algo digno”.
“Sabemos que este gobierno hizo que volvamos a la clandestinidad, pero el trabajador debe trabajar y comer. En muchas cosas y derechos que habíamos ganado hoy debimos dar un paso al costado, para priorizar que la gente pueda llevar una miseria de sueldo a su casa”, agregó.

SEGUIR ADELANTE
Por último, sobre la asunción del viernes, Rosana Farías dijo que “fue una noche maravillosa, en la que sentimos el apoyo de la gente porque los compañeros fueron a votar, a pesar que era única lista”.
“Desde el gremio tuvimos que redoblar el apoyo, con todos los beneficios que podemos entregar, como la entrega de leche y en casos en que un trabajador se queda sin su empleo, acercamos un pedido económico para la familia. También reforzamos los reintegros en salud, y nos mantuvimos firmes en esta gestión, así que sentimos el agradecimiento en estas elecciones que fueron a votar, algo que para nosotros fue muy emotivo y nos da el impulso a seguir cumpliendo nuestra tarea”, concluyó.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas