Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Reincidencia delictiva: el sistema penal en la Argentina “no cumple” con su finalidad

En diálogo con La Verdad, el doctor Sergio Terrón indicó que “esto tiene que ver con el grado de deterioro con el que sale la persona” del Servicio Penitenciario.

Publicado

el

Unos 60 presos con beneficios excarcelatorios participan cada semana en la comisión de un nuevo delito en la Argentina, según un promedio calculado entre la cantidad de reclusos alcanzados y el porcentaje de reincidencia. Ya sea por acceder a salidas transitorias, prisiones domiciliarias o libertad monitoreada, esta situación involucra a más de 3.100 internos por año.

Universidad Siglo 21

Así lo reveló el último informe del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena (SNEEP), elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, donde se establece que cada semana se aceptan alrededor de 200 pedidos de este tipo.

Al respecto, en nuestra ciudad, La Verdad consultó al doctor Sergio Terrón, profesor de la Cátedra de Derecho Procesal Penal de la UNNOBA, quien coincidió con lo que afirma el estudio anteriormente citado al decir que “un gran porcentaje” de internos reincide tras haber cumplido la condena o al acceder a beneficios mientras la cumple.

“No puedo hablar de números o cifras porque no las tengo. Pero hay un gran porcentaje de la gente que sale, cumplida o con un beneficio anticipado, que reincide. Lamentablemente es así, hay un gran número de personas que, por lo general, reincide. En robo, en delito contra la propiedad, pasa mayoritariamente. En el caso de los delitos como asesinato no hay reincidencia prácticamente”, explicó el doctor Terrón.

En la misma línea, el docente universitario advirtió que “esto, me parece, que tiene que ver con el grado de deterioro con el que sale la persona, porque el sistema no cumple con su finalidad. Además la persona cuando sale no tiene trabajo, es muy difícil que le den trabajo inmediatamente”.

A su vez, el profesional indicó a este medio que “el sistema penal arranca a los 18 años, cuando ingresan al Servicio Penitenciario a cumplir las primeras penas. Por lo general es gente joven la que ingresa y posteriormente reincide, eso es lo que se percibe más frecuentemente”.

En total, 9.471 los presos que son beneficiados al año por salidas transitorias, régimen de semilibertad (por trabajo o educación), programa de prelibertad (egresos previos a la liberación), prisión discontinua (permanencia en una institución) y semidetención (prisión únicamente diurna o nocturna).

Esta cifra significa que un 24% de la población carcelaria accede a este tipo de beneficios que contribuyen a morigerar las penas, algo que desde asociaciones de familiares de víctimas calificaron como "desesperanzante", al tiempo que pidieron a la Justicia "controles estrictos" a la hora de dar beneficios y "mayor voluntad" para buscar a aquellos que se fugan durante sus salidas.

 

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas