Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Recordaron a Juan B. Justo a 90 años de su muerte

Ejerció su profesión de médico y atendía a los asociados de la Alianza Francesa. Fue uno de los fundadores de la Cooperativa de consumo crédito y vivienda “El Hogar Obrero”

Publicado

el

Un 8 de enero, pero de 1928 fallecía Juan B. Justo, cirujano, legislador, fundador del Partido Socialista y del diario "La Vanguardia". Justo llegó a Junín en 1899 y vivió aquí hasta 1904. Su primer hecho importante fue la creación del Centro Social Democrático, algo que nuestra localidad no tenía. Fundó una biblioteca, que posteriormente, y hasta el presente se llama Biblioteca Popular "Juan B. Justo".. En 1901 creó la Sociedad Cosmopolita de Trabajadores y en 1902 el Hospital de Caridad, primer establecimiento sanitario de Junín. El domingo 26 de agosto de 1900 se funda la Biblioteca del Centro Social Democrático. Su primer presidente fue el doctor Juan B. Justo, dos años después cambia el nombre por el del fundador del partido Socialista.

Vale mencionar que la Casa del Pueblo funcionó por primera vez en Francia y Belgrano y unos años después –desde la década del ´30- se adquirió el actual inmueble en calle Carlos Pellegrini

Justo eligió Junín tras considerar que en esa época era el lugar más progresista y el de más futuro. La llegada de la primera locomotora el 13 de mayo de 1884 y la instalación de los talleres ferroviarios el 30 de octubre de 1886, fueron los motivos básicos en un marco de explosión demográfica que triplicó el número de habitantes de la población.

El fundador del socialismo argentino necesitaba elaborar el "Programa Socialista del Campo". Consideró que Junín representaba el pueblo ideal. Aquí ejerció en general su profesión de médico siendo también el médico de la Alianza Francesa. También compartió la actividad política.

1904 será muy importante para el Partido Socialista. Será electo por el barrio de La Boca el primer diputado socialista de toda América, el doctor Alfredo Palacios. Este hecho y la designación de Justo como profesor titular en la Facultad de Medicina de Buenos Aires, provocan el traslado de la familia desde Junín a dicha ciudad.

En 1905, funda junto a otros once compañeros del Partido la Cooperativa de consumo crédito y vivienda "El Hogar Obrero".

En 1920, Justo se casa con la joven doctora Alicia Moreau -hija de refugiados franceses de la Comuna de París- veinte años menor que él, con quien tendrá otros tres hijos y compartirá su pasión por el socialismo y su interés por los temas médicos.

En las elecciones de 1924, a las que el radicalismo concurre dividido entre los personalistas, partidarios de Yrigoyen, y los antipersonalistas, partidarios del entonces presidente Marcelo T. de Alvear, Justo, a los 59 años, resultó electo senador por la capital. Uno de sus primeros proyectos fue el que solicitaba la separación de la Iglesia y el Estado, desatando una fuerte polémica con las bancadas radical y conservadora que se opusieron a que fuera considerado sobre tablas. Para 1926 el Partido Socialista contará con una bancada de 26 diputados nacionales y dos senadores.

El 23 de enero de 1927, Justo inaugura en la ciudad de Buenos Aires la Casa del Pueblo -su antecedente había tenido lugar 27 años antes con la creación de la actual Casa del Pueblo en Junín-. Sería una de sus últimas alegrías, casi exactamente un año después, el 8 de enero de 1928, mientras pasaba una temporada de vacaciones en compañía de su esposa Alicia y sus hijos, en su quinta de Los Cardales, Juan B. Justo moría de un síncope cardíaco.

 

Su legado en Junín en el tiempo. Noventa años después, y cuando Junín comienza a transitar una especie de cuenta regresiva hacia el bicentenario local, a diez años que restan de ese hito histórico, el legado de Juan B Justo sigue siendo una impronta para esta ciudad que él eligió porque creía como un lugar pujante y lo que siguen siendo el faro para todos aquellos que han sido sus herederos políticos a lo largo de este tiempo, acompañando a la clase trabajadora y a los sectores más vulnerables, quienes transitaron la Casa del Pueblo, con apellidos históricos que marcaron momentos fuertes y que son luchadores en mantener la llama y el fuego de la vida de Justo en Junín: Maltese, Mirambell, Manacorda, entre tantos otros.

"La Equidad, La Cosmopolita, La Casa del Pueblo y la Biblioteca constituyeron el fuerte legado de Justo en ese momento y cuyos principios deben seguir estando vigentes más que nunca en este tiempo y en camino de los diez años que nos separan hacia el Bicentenario, como uno de los legados más fuertes que tenemos", se destacó desde la agrupación política municipal "Junín Bicentenario" al reflexionar sobre esta fecha.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas