Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Raúl Rípoli, el profe de la Reserva

El experimentado preparador físico se incorporó al cuerpo técnico de la Reserva y Cuarta división que conduce Patricio Hernández para realizar un trabajo especial.

Publicado

el

El experimentado preparador físico Raúl Rípoli se incorporó al cuerpo técnico de la Reserva y Cuarta división que conduce Patricio Hernández para realizar un trabajo especial.

Rípoli, de dilatada tarea en distintos clubes de Primera división, jerarquizará el trabajo físico de la Reserva y sin ninguna duda será el complemento ideal junto a Hernández, para que los jóvenes valores del Verde, en un tiempo no muy lejano se sumen al plantel profesional.

En diálogo con LA DEPORTIVA comenzó señalando que “En un principio llegue para hacer la evaluación y por algunas circunstancias me voy a quedar todo el mes en Junín.

Me encontré un gran club y aparte Patricio tiene un buen grupo de jugadores, chicos muy disciplinados que son muy receptivos de lo que uno le dice.

Veo muchos jugadores de Sarmiento con futuro de Primera, esto lo digo de acuerdo a todos los clubes en los que he estado y me doy cuenta de la calidad que tienen estos chicos”.

 

La fuerza. Sobre lo que está realizando puntualmente relató que “el entrenamiento tiene un aspecto que no todos lo abordan, que es el diagnostico de los jugadores, es decir cual es la realidad física de cada jugador al iniciar una pretemporada, es como un médico si no hace un diagnostico no le puede realizar ningún tratamiento.

Eso es lo que estamos haciendo ahora acá en Sarmiento. Ya hicimos una evaluación, que fue el Test de Carmelo Bosco, quien fue una eminencia en el entrenamiento de la fuerza, un Suizo que trabajó mucho en Italia y fue el que diseñó un dispositivo para medir a través de altura de salto, la potencia de ciertos grupos musculares de los miembros inferiores. Tiene diez pruebas el Test de Bosco, dos de las cuales son básicas.

El tema fundamental en el fútbol y en casi todos los deportes es el entrenamiento de la fuerza

Lo que pasa es que nunca se había abordado tanto como en los últimos años, porque antes no había demasiada investigación con respecto a la fuerza como cualidad física. Si había mucha información de los aspectos metabólicos, lo aeróbico, la carrera, eso lo vienen investigando desde hace 100 años, pero de la parte de fuerza no porque no había como investigar”.

 

Las fibras. Mientras se preparaba para ir al entrenamiento el profesor siguió relatando que “el entrenamiento de la fuerza tiene que ver con la dotación genética de cada jugador, es decir que hay jugadores que son preponderantemente fuertes y hay otros que son preponderantemente resistentes, porque hay algunos que nacen con mayor cantidad de fibras rápidas y otros con fibras lentas, eso no se puede modificar, lo único es que hay una fibra del medio que se puede ir para un lado o para el otro, nada más.

 

Rápidas y lentas. El profesor continúo destacando que “el tema de la fuerza los rusos lo investigaban haciéndole una biopsia a los jugadores, lo analizaban y determinaban las fibras de cada uno. Vos tenés fibras rápida son deportista de carera de velocidad, de salto en largo, de garrocha, etc..; vos tenés fibras lenta haces otro deporte, como por ejemplo carreras de fondo.

En principio esto es para todos los deportes, en el fútbol coexisten los dos perfiles. Es necesario que sean rápidos los marcadores centrales y los delanteros y el arquero fuerza de piernas y más resistentes los mediocampistas porque recorren más metros.

El que tiene fibras rápidas se cansa antes porque son fibras gastadoras que trabajan anaeróbicamente porque el rendimiento de la glucosa es menor, por eso hay que saber calibrar, si está para jugar de volante o delantero.

Un jugador potente es muy difícil que pueda jugar de mediocampista todo un partido, porque se le va a gastar el combustible antes, eso es lo que nosotros tratamos de determinar con esta prueba”.

 

Alto rendimiento. Luego siguió explicando que “también le hicimos una prueba metabólica de índice de la masa corporal, estamos por hacer una de la composición corporal, porque no es como funciona el músculo, si no como es la estructura corporal. Hay un modelo de jugador de alto rendimiento y se obtiene relacionando la talla con el peso, esto arroja un coeficiente que te indica todo”.

 

Tecnología. Con respecto a si había incorporado alguna tecnología a sus trabajos, manifestó que “trabaje en el año 1993 en un Laboratorio de Medicina Deportiva Biosisten de un medico rosarino Juan Carlos Masa, en esa época el entrenamiento era distinto. Tuve la suerte de estar con Masa que es uno de los mejores médicos fisiólogos del país y aprendí una serie de técnicas. Aprendí a evaluar la capacidad de los jugadores para entrenar a través de los análisis de sangre que se le hacen y se determina la proporción de acido láctico en sangre, con eso se interpreta la diferencia que hay entre un jugador y otro. Esa fue la primera tecnología que yo incorporé”.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas