Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

“Quiero seguir viendo a mi hijo”, dijo el hombre que tuvo un conflicto con su expareja

La realidad, para el hombre que vio reflejada la situación vivida la tarde del lunes en las páginas del diario, “no se ajusta a la verdad”.

Publicado

el

La denuncia radicada el lunes por una juninense en la Comisaría de la Mujer que daba cuenta que su ex esposo le había arrebatado de sus brazos al hijo que tienen en común, un bebé de 5 meses, tiene otra versión. Es la que dio el hombre no sólo en una denuncia radicada en sede policial sino además, en diálogo con  La Verdad.

La realidad, para el hombre que vio reflejada la situación vivida la tarde del lunes en las páginas del diario, “no se ajustan a la verdad”.

Tal como lo declaró en la denuncia asentada en sede de Comisaría de la Mujer, el juninense explicó que “mi ex mujer me entregó al bebé ayer, en la rotonda de Villa del Parque, porque así lo habíamos acordado. Yo no se lo arrebaté. Yo lo único que quiero es ver a mi hijo. Ahí hay cámaras de seguridad y sería fácil comprobar que digo la verdad”.

“Lo primero que hice fue venirme al centro a comprarle ropa a F…. Y ahí empezaron los problemas. Una primera llamada telefónica con reclamos por una fotografía que la llevan a decirme que le devuelva a mi hijo”.

Luego llegarían una veintena de llamadas telefónicas “hasta que horas después se contactan conmigo desde la Comisaría de la Mujer donde me decían que mi ex mujer estaba allí y que debía entregar a mi hijo”.

La tensión no sólo no disminuyó sino que se profundizó cuando la mujer se presentó en “mi domicilio” y “con mis hijos dentro de mi auto arrojó un ladrillo hueco destrozando la luneta poniéndolos en riesgo”.

Cabe destacar que a lo largo de la entrevista, el hombre hizo especial hincapié en que lo único que pretende es no perder contacto con su hijo y que ello nada tiene que ver con la relación finalizada con la madre.

Mientras tanto, desde el Servicio Local tomaron intervención buscando un punto de encuentro entre las partes y si lo pactado se cumple, quedó asentado que no habrá impedimento para que el contacto padre-hijo sea periódico y además, la figura de una tercera persona que oficie de intermediario tanto para acercar al pequeño a su progenitor sino también para su restitución.

En definitiva, dos partes en conflicto, una situación que con mayor o menor nivel de agresividad, se repite con más frecuencia de la imaginada, la participación de efectivos de seguridad, Comisaría de la Mujer, funcionarios judiciales y del Servicio Local intentando mediar siempre pensando en el bienestar del menor.

Si lo firmado se cumple, habrá un menor que hoy tiene apenas 5 meses, que no perderá el contacto con sus progenitores, a pesar de las diferencias muchas veces insalvables.

 

MÁS NOTICIAS

Más Leidas