Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

¿Quién eres tú?

Padre Víctor Roncati. – Cabellos rubios, barba y bigote, ojos negros. Estatura: 1,60 m. Peculiaridad: desde 1521 tiene una renguera en la pierna derecha.

Publicado

el

(Parte 1)

Macro Prestamos Personales

Cabellos rubios, barba y bigote, ojos negros. Estatura: 1,60 m. Peculiaridad: desde 1521 tiene una renguera en la pierna derecha.
Nació en 1491 en Azpeitia, un pequeño pueblo de España. Hijo de Beltrán y de María Sáenz de Licona.
Sus trabajos fueron: paje, gentilhombre, vagabundo, estudiante, sacerdote, Superior de la Compañía de Jesús.
Sus domicilios fueron: Azpeitia, Arévalo, Nájera, sin domicilio fijo, Barcelona, Alcalá, Salamanca, París, Venecia, Roma.
Esto puede ser el carnet de identidad de Iñigo de Loyola.
Iñigo es su nombre, y después lo modificara latinizándolo, tal vez por su devoción a San Ignacio de Antioquía.
Es vasco, voluntarioso, testarudo, un tanto taciturno, pero también vivaz y alegre. Fiel a la corona española, como toda la familia.
Tras pasar los años de la infancia y la adolescencia en casa de su nodriza, su madre había muerto a poco de nacer él, deja la compañía de los “caseros” de su tierra para marchar a Arévalo, como paje del Contador mayor del reino, llamado Velázquez de Cuéllar.
A los veinticinco años comienza a servir como gentilhombre en la corte del virrey de Navarra; Antonio Manrique de Lara, a cuyo servicio, el 20 de mayo de 1521, una bala de cañón pondrá fin a su carrera.
¿Qué carrera? Ciertamente la espada formaba parte de su atuendo, y tuvo frecuentes ocasiones de desenvainarla para emplearla contra gentes pendencieras en sus correrías nocturnas o a favor de los hermosos ojos de una dama.
Iñigo tiene sentido del honor, de la caballerosidad y de la fidelidad al rey, pero no tiene muchas nociones de estrategias, de tácticas y de disciplina. Es más un hombre de la “corte” y mejor que la armadura militar le sientan los vivos colores del atuendo de gentilhombre, y además lo sabe llevar con prestancia.

Escenario del mundo
Podemos decir que fueron tres estampidos:
*El primero: la conquista de Granada. El Islam es arrojado de Europa occidental.
*El segundo: Cristóbal Colón descubre América y Vasco da Gama abre la ruta de las Indias. El mundo se ensancha.
*El tercero: Las guerras de Italia. El fenómeno del Renacimiento va a invadir Europa.
También en este marco debemos poner la Reforma de la Iglesia, en la que ya se emplean algunos, como Erasmo y Lutero, que son, por así decirlo, los hermanos mayores de Ignacio, mientras que Calvino será el hermano pequeño.
Porque también Ignacio, contra todo y contra todos, sospechoso de herejía durante quince años y entregado a los Inquisidores a causa de la “novedad” de sus ejercicios espirituales y del genero de vida de sus compañeros, trabajara por reformar a la Iglesia, desde su interior.
Y es que la novedad que trae al mundo se inspira en una profunda renovación espiritual, se alimenta de una constante atención a las necesidades de la época y se verifica en una absoluta fidelidad a la Iglesia y en una obediencia sin límites al Papa.
En 1556 fallece Ignacio de Loyola, los miles de Jesuitas que para entonces forman ya parte de la Compañía de Jesús ya se encuentran en todas partes del mundo… han sido enviados allá donde lo exigía la necesidad más urgente y más universal.
¿Quién eres tú Ignacio, que has podido hacer tanto? Y pensar que todo empezó en las murallas de Pamplona el lunes de Pentecostés de 1521.
Pero eso lo contaremos más adelante.

Que Dios los bendiga.
Padre Víctor Roncati.
Parroquia San Ignacio de Loyola.

Gobierno Local Bigsale

Más Leidas