Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

Que sea un punto para despertarse a tiempo

Sarmiento mostró carácter y un juego prolijo en el Monumental. El equipo cambió la imagen en los dos últimos partidos, ¿lo plasmará el viernes?

Publicado

el

Por Nicolás Roggero
@nicoroggero

“La pepa de oro”, como le gusta decir al excéntrico entrenador Ricardo Caruso Lombardi, que Sarmiento se trajo del estadio Monumental, tras el empate con River Plate (2-2), tiene que ser el verdadero punto de inflexión para un equipo que se mostraba apático y sin demasiado carácter hasta el sábado.

Y la demostración de personalidad pasó más allá de los dos goles -los primeros con este DT y sin Carlos Bueno en el equipo- y por la remontada, que se tradujo en la primera unidad fuera del Eva Perón, a lo largo de todo el Campeonato. El aspecto que se resaltó dentro del campo de juego estuvo por no amedrentarse luego de dos errores que lo dejaron 0-2, en ir al frente (cuando se cambió del temeroso esquema inicial) y por quitarle la pelota a un grande en su casa.

Sin dudas, el impulso anímico tiene que ser la alarma que despierte a un plantel con mucho nombre y poco resultado positivo. Pasaron acaso los cuatro rivales complicados de los que tanto se habló, sin victorias y con una sola caída, lo que hoy lo lleva a tener una pelea mano a mano con Argentinos Juniors y apuntando a Temperley (dos puntos más).

Las conclusiones son varias, ya que el Verde mutó. Es que si bien en los primeros 20 minutos con el Millonario hubo más del que perdió en Rosario, sin patear al arco, luego se pareció al que anuló a Independiente y, con un par de situaciones, hizo figura a Martín Campaña.

Además, las otras conclusiones positivas de la excursión por Núñez han sido la buena labor del uruguayo Diego Chaves, fajándose y pivoteando, y las subidas por izquierda del ecuatoriano Kevin Mercado. ¿Arrancarán de titulares o los seguirán cuidando para los minutos finales? Según el DT, no puede quedarse “sin variantes” de entrada. La realidad marca que no tiene otro delantero de área pero que Fabio Álvarez viene pasando desapercibido.

Por otro lado, quedó de manifiesto que el error de Franco Peppino (de lo mejor en la temporada pasada e irregular en ésta), que intentó salir jugando con una cancha mojada y dos marcas encima, y la mala salida de Emanuel Trípodi, quien calculó mal, deben corregirse para que las cosas cuesten menos, en un panorama tan complicado.

La esperanza de quedarse en Primera está viva, más allá de que para el 2017 la parada será brava por el flaco promedio, y el plantel se ve obligado a refrendarla el próximo viernes ante Colón de Santa Fe. No porque los conducidos por Darío Franco sean sencillos rivales, nadie lo es para el Verde, sino por la localía, para confirmar la remontada y porque necesita sumar un éxito luego de nueve partidos sin irse así de una cancha.

¿Habrá sido el punto de inflexión? Sólo el futuro lo marcará. A priori, parece haberse producido un click.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas