Qué es el impuesto al lujo y qué autos lo pagan
Seguinos en

AMB

Qué es el impuesto al lujo y qué autos lo pagan

La Afip dispuso que los vehículos que superen los $2.250.000 de precio al público pagarán este gravamen, que puede provocar aumentos de entre el 25 y el 50 por ciento del precio original. Los efectos del impuesto en las diferentes automotrices.

Publicado

el

A partir de este martes 1 de diciembre, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) dispuso que todo auto de más de $2.250.000 de precio al público comenzará a pagar impuestos internos, comunmente conocidos como «impuesto al lujo». Es que la entidad realizó una actualización de la base imponible y, de esta manera, el valor de algunos autos 0km puede aumentar en un 25% y 50%, según la alícuota para cada vehículo.
Hasta este lunes, cierre de noviembre, el impuesto se aplicaba a autos con precios desde los $2.040.000. Debido al nuevo gravamen y la posibilidad de que el valor se dispare, muchas automotrices decidieron poner el valor de sus vehículos justo por debajo de los especificados en la actualización.

El impuesto al lujo
tiene dos escalas:

Los autos que cuesten por encima de los USD28.000, o de 14.800 dólares blue, quedan alcanzados por una alícuota del 20%,
Los modelos que tengan un valor por encima de los $4.150.000, es decir, USD51.000, tendrán un sobrecargo fiscal de 35%.
La mayoría de los autos alcanzados por este impuesto son importados, pero también son alcanzados algunos de producción nacional. Actualmente, un 0km accesible en el mercado se consigue en alrededor de un millón de pesos, por lo que son pocos los autos que quedan exentos.
De hecho, muchas automotrices decidieron no vender ciertos modelos ante la realidad de que su precio sería altísimo en comparación al vehículo y quedan fuera de la competencia. Entre estos modelos que ya no se comercializan se encuentran el Peugeot Traveller y Citroën Spacetourer, vans para ocho pasajeros del grupo PSA.
Según las automotrices, la suba de la base imponible que se viene realizando en 2020 no alcanza para cubrir el incremento de la inflación como tampoco la devaluación del peso.

Suplemento AMB

Más Leidas