Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Puro teatro para suplir ausencia de gestión

Por Mauricio Quintero – El anunciado rechazo a la imposición unilateral de aumento del copago por parte de la Federación Médica y la amenaza de recurrir a algún tipo de acción legal ante la limitación en las prestaciones por parte de la obra social IOMA, sólo fue teatro y del malo, quedando como vulgarmente se dice en “discurso para la tribuna”. En efecto la realidad lo deja revelado cuando en carácter de urgencia se reunió el directorio del IOMA el pasado día martes 10 para tratar la homologación de los aumentos de los honorarios solicitados por las federaciones y asociaciones médicas y con la mayoría automática (4 directores designados por el ejecutivo sobre 7, los 3 restantes representantes de los gremios que votaron en contra), se aprobaron los aumentos.

Publicado

el

Señor director:
El anunciado rechazo a la imposición unilateral de aumento del copago por parte de la Federación Médica y la amenaza de recurrir a algún tipo de acción legal ante la limitación en las prestaciones por parte de la obra social IOMA, sólo fue teatro y del malo, quedando como vulgarmente se dice en “discurso para la tribuna”. En efecto la realidad lo deja revelado cuando en carácter de urgencia se reunió el directorio del IOMA el pasado día martes 10 para tratar la homologación de los aumentos de los honorarios solicitados por las federaciones y asociaciones médicas y con la mayoría automática (4 directores designados por el ejecutivo sobre 7, los 3 restantes representantes de los gremios que votaron en contra), se aprobaron los aumentos.
Nuestro rechazo no va contra la actualización de los honorarios, sino el modo en que se realiza. El aporte personal del afiliado se va actualizando conforme se reajustan los haberes, por lo que la recaudación de la obra social se incrementa. La conformación del honorario profesional se integra por el arancel a cargo del IOMA y el copago a cargo del afiliado. Adviértase que el incremento a cargo del IOMA asciende a un 7% en todas las categorías de 171 a 183 y el copago del afiliado al 72% para el bono B, que pasa de 81 a 140 y 36% para el C, que pasa de 140 a 220. Históricamente la diferencia porcentual representaba un 30-40% el copago y el resto lo asumía IOMA, con esta homologación representa el 45-60%.
La cuestión sobre la limitación dispuesta por la federación médica a dos consultas mensuales, indistintamente del profesional y a 6 anuales, aparece prima facie como herramienta utilizada a modo extorsivo, ya que de ningún modo la obra social ha negado el pago a los profesionales superado ese límite. La implementación de esta limitación por determinación unilateral implica una modificación ilegal del contrato y constituye un hecho grave.
Los afiliados al IOMA aportan mes a mes un porcentaje de sus salarios que, junto a la contribución patronal, conforman los recursos de la obra social, son públicos pero estatales y están destinados al cumplimiento de un fin irrenunciable e indelegable del estado y deben ser utilizados, exclusivamente, para la atención y cobertura médica de los aportantes y su grupo familiar.
Es inadmisible que desde abril de 2017 no se haya actualizado debido a la decisión del ministro de Economía, que no tiene legitimidad alguna de intervención, la cobertura sobre el precio de los medicamentos que, históricamente, representaba entre un 60 y hasta 70% y en la actualidad está por debajo del 50%.
Afirmamos que no es un problema de fondos, sino del manejo y destino de ellos. El IOMA posee recursos propios, el estado no eroga partida alguna de su presupuesto, por lo que deviene innecesario el ajuste de ningún tipo en las prestaciones y, mucho menos, que las actualizaciones deban recaer sobre los afiliados modificando la relación histórica de las coberturas.
El Ejecutivo ha tomado la administración de los fondos, desplazando en la realidad al directorio, al que sólo le reserva la marcha administrativa. Aun validando este hecho, correspondería que el administrador en este carácter de cuenta de sus actos a los mandantes y, por sobre todo, debe defender y preservar el patrimonio administrado, nada más lejano en la realidad.
Exigir la explicitación del destino de la totalidad de los fondos recaudados, haría realidad la hasta ahora declamada verdad y transparencia.

Macro Recargas

Mauricio Quintero
Subsecretaría de Jubilados y Pensionados
Asociación Judicial Bonaerense

Haciendo Obras 2

Más Leidas