Seguinos en
Radio Junin
Radio Junin

Junín

Pudo ser otra tragedia: más conexiones no declaradas pusieron en riesgo una vida

A tiempo se logró salvar a la joven que se había desvanecido en Cabrera al 420: se trata de una edificación con diez departamentos, pero sólo tres tienen medidores.

Publicado

el

Lo mismo que sucedió con la familia Picchi-Sandoval, podría haber ocurrido el jueves en una vivienda lindera con el Jardín de Infantes 913, sobre calle Cabrera al 400.
En la ocasión, una joven fue hallada inconsciente, producto de la inhalación de monóxido de carbono. Esto fue consecuencia del mal funcionamiento de un artefacto, y en la ocasión, el Grupo Servicios Junín constató que hay alrededor de diez departamentos, pero sólo tres tienen medidores de gas y están habilitados.
Según contó el directivo de la empresa Enrique Mallaina, “alertados sobre una situación ocurrida en Cabrera al 420, nos hizo movilizar, previo consultar sobre la intervención de los Bomberos. Efectivamente habían concurrido a partir de una denuncia, por una señorita que no respondía, así que fueron al lugar, rompieron la puerta de acceso y encontraron en el interior a una joven desvanecida”.
“Buscamos los expedientes del lugar y nos apersonamos en el domicilio, donde constatamos que otra vez la situación fue inhalación de monóxido de carbono. En este caso, tuvimos la suerte de no tener una víctima fatal, pero otra vez se produce un problema reiterativo en Junín”, expresó.
Mallaina detalló que “en la ocasión pudimos constatar que se hicieron ampliaciones edilicias. Nosotros tenemos allí tres departamentos habilitados, pero hoy hay diez, a simple vista, servidos por gas natural. De este modo, fueron hechas instalaciones que no fueron declaradas en nuestra empresa, algo que se repite en Junín y tantos problemas causa”.
“En su origen era una casa de familia, pero construyeron departamentos en su parte posterior e incluso en una planta superior”, explicó.

Mal funcionamiento
Mallaina resaltó que “en este caso no hubo pérdida de gas, sino que se comprobó que se trató del mal funcionamiento de un artefacto. Lo que pudimos apreciar tras una prueba fumígena, es que había un termotanque con una salida que fue modificada y tenía un codo a 90 grados, orientado hacia la pared, que hizo que el funcionamiento no fuera el adecuado”.
“Ese departamento había sido habilitado en 1994, así que detectamos que en su interior también hubo modificaciones no declaradas. Esto se suma a todas las otras instalaciones no declaradas que alimentan a los otros departamentos, más allá de los tres medidores que nosotros tenemos”, apuntó.
A la vez, dijo que “esto es bastante frecuente, porque hay gente inescrupulosa que hace este tipo de trabajos, que resultan ser más baratos pero a la larga los costos pueden ser tremendos”.

Otra intoxicada
Por otra parte, el representante de Grupo Servicios Junín indicó que “tenemos entendido que en ese lugar también vive una estudiante, que estos días había viajado a su lugar de origen y había estado internada por problemas de náuseas y descompostura”.
“De este modo, creemos que no tuvimos una desgracia fatal por una intervención del destino”, señaló.

Corte de suministro
En estos casos, Mallaina confirmó que la empresa “evaluó la situación, observamos derivaciones desde las salidas originales de gas natural, efectuadas entre 2015 y 2016, directamente cortamos el suministro al lugar”.
“Nosotros no podemos hacer otra cosa. Sólo suspender el servicio y dar la posibilidad que un matriculado haga el trabajo, para luego nuestra inspección, recién volver a habilitar”, remarcó finalmente.

Noroeste

MÁS NOTICIAS

Más Leidas