Seguinos en
Binaria Seguros

La Deportiva

“Primero hay que saber sufrir…”

El habitual análisis del partido de Sarmiento realizado por LA DEPORTIVA.

Publicado

el

El partido
En el primer tiempo Sarmiento empujó al rival sobre su campo desde el primer minuto, sin descuidar el arco propio, por lo que iba en búsqueda del gol pero sin desordenarse. En tanto que al igual que el local, Agropecuario estudiaba al Verde y tuvo una sola aproximación con una corrida por izquierda y un posterior centro atrás, que un futbolista conectó de manera defectuosa.
El equipo juninense dominaba las acciones pero le faltaba la puntada final para poder vulnerar el arco de enfrente. ¿El visitante?, salía rápido de contragolpe cuando Sarmiento ponía quinta para adelante. No obstante, si bien los dirigidos por Delfino no lograban poder festejar por abajo, como dice el manual del fútbol, muchas veces la pelota parada es un arma letal para abrir el resultado. Y así fue. Tras un centro envenenado de Bazán al punto del penal, desde el sector izquierdo del vértice del área grande, Yamil Garnier logró darle dirección y potencia el balón y venció a Asman para así convertir el primer gol del partido.
Asimismo, como si fuera poco, el tanto del Guerrero llegó sobre el final del primer tiempo, dándole un fuerte golpe en el mentón al conjunto de Casares, pero no un KO definitivo. 1 a 0 y al descanso. Merecido para Sarmiento por el intento de búsqueda y el manejo de las acciones que tuvo.

El complemento

Cuando los hinchas volvían a sus respectivas tribunas, con el chori y la gaseosa, con el objetivo imperioso de acomodarse nuevamente en el estadio y vivir el segundo tiempo, El Negro Bazán les renovó la vista con un tremendo golazo. Estévez manejó el balón de derecha a izquierda y se la soltó al volante zurdo que entrando al área, levanto la mirada, fijo la mira y lanzó el misil en forma de pelota que se clavó en el ángulo izquierdo de Assman. Una obra de arte el gol del jugador de Sarmiento, quien ya demostró que tiene buena pegada en tantos anteriores.
Luego del mazazo, Agropecuario se adelantó considerablemente en el terreno de juego, en búsqueda del descuento, pero sin ideas claras. En tanto que El Verde esperaba agazapado en su campo, metiendo mucha gente en la mitad de la cancha, donde el rival contiene jugadores de buen trato de pelota. Y todos los embates, fueron despejados con las testas o piernas de defensores.
Sin embargo, faltando pocos minutos para el final, el ingresado Parra capitalizó el cuero con aire en lo alto y lo mandó guardar al fondo de la red por arriba de Pellegrino. Desde ese momento Agropecuario buscó el empate yendo con todo el armamento, pero se olvidó de jugar y para bien de Sarmiento, buscó con remates desde afuera del área que no encontraron el objetivo.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas