Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Pocas operaciones y muchas consultas en lo que va de 2018 

El martillero Rubén Scorsetti explicó que entre los factores más importantes figuran las complejidades de la economía nacional y las características de cuota variable de los créditos Uvas que indexan por inflación.

Publicado

el

El martillero Rubén Scorsetti apuntó que el mercado inmobiliario en la ciudad “está quieto”, con consultas permanentes, pero sin la concreción de operaciones de compra-venta de propiedades. Entre los motivos principales, el rematador puntualizó que si bien la economía del país influye, no termina de movilizar la actividad la característica actual de los créditos hipotecarios por la volatilidad de las cuotas y del capital adeudado para los tomadores. “Los créditos hipotecarios UVAS están atados a cláusulas de ajuste por inflación que atentan contra los asalariados con ingresos fijos para poder comprar una casa”, remarcó. 

Universidad Siglo 21

“Antes los créditos no ajustaban capital y eso ayudaba. Hoy una persona paga sus cuotas al día y sin embargo se le va ajustando el capital, entonces no es fácil dado lo que está pasando que no hay paritarias que vayan acompañando el proceso inflacionario”, describió luego. 

En ese marco, Scorsetti agregó: “son pocos los negocios que se hacen, está bastante quieto. Hay preguntas, muchas necesidades, pero poca oferta para concretar. Hoy nos estamos manejando con alquileres y renovaciones de esos alquileres, encima, con dificultades de inquilinos para pagar, o sea que la cosa no viene bien”. 

Desde el mes próximo, los contribuyentes del Impuesto Inmobiliario Urbano deberán abonar sus partidas con un 56% de aumento en promedio, a raíz del revalúo votado a fin de año por la Legislatura, que prácticamente equipara la cotización fiscal con la de mercado e impacta en otros tributos nacionales y municipales. 

La primera cuota y el pago anual del impuesto inmobiliario urbano vencen entre el 6 y el 14 de febrero, por lo que en estos días comenzarán a llegar a los domicilios las boletas con las subas. 

Si bien el aumento promedio será del 56%, en las viviendas de mayor valuación podrá llegar hasta el 75%. No obstante, fuentes de ARBA señalaron que "el incremento promedio para la mitad de las partidas será de 41 pesos por mes". 

Sobre este tema, el rematador juninense dijo que “a partir de ahora el mínimo no imponible va a ser un 1.050.000 pesos. Hay casas que estaban en 300.000 y ahora puede llegar a valer 1.800.000, es decir que una persona que tenga una casa y un auto va a pagar bienes personales, lo que va a traer un montón de conflictos impositivos a personas con ingresos medios”.  

“La provincia dice que consultó a los profesionales del sector, pero no al Colegio de Martilleros bonaerense, lo habrá hecho con ingenieros o arquitectos, pero no a nosotros”, se quejó en diálogo con Radio Junín.  

 

Haciendo Obras 2

Más Leidas