Seguinos en
Binaria Seguros

Locales

Piden la intervención del Procurador para que evalúe la actuación del fiscal general

La iniciativa del unibloque “Compromiso por Junín” ingresará hoy: quieren saber si el área TGI, con la responsabilidad de producir y revisar pruebas, obstaculiza la labor de los fiscales.

Publicado

el

A través de un proyecto que ingresará hoy al Concejo Deliberante, elaborado por el unibloque Compromiso por Junín, se pone la lupa sobre la actuación del fiscal general Juan Manuel Mastrorilli en torno a la causa de abuso de una menor de 16 años, en el marco de la cual hubo un detenido que quedó en libertad luego de nueve días, y luego se imputó a un taxista.

Por eso, el edil Andrés Rosa pretende que el cuerpo solicite al Procurador General Julio Conte Grand su intervención y auditoría sobre los pasos procesales dados por el Área de Tecnología y Gestión para la Investigación (TGI), creada por la resolución N° 59/15.

Esta área, creada por la resolución 59/15, tiene como responsabilidad producir y revisar pruebas, centralizando todo el trabajo de las fiscalías en tal sentido, y está a cargo del fiscal general.

En este caso, en los considerandos del proyecto que ingresará en la sesión de hoy al mediodía, se recuerda que el primer sospechoso cuando declaró negó haber sido el autor del abuso, desbloqueó el teléfono celular que le habían incautado y no presentaba lesiones, a pesar que la víctima sufrió una dura golpiza que hasta le ocasionaron la pérdida de dos piezas dentarias.

“Personal policial comenzó a sumar elementos tales como imágenes de las cámaras de seguridad tanto del Centro de Monitoreo de la Municipalidad como privadas, teléfonos celulares, rastros levantados en la escena del hecho, testimonios, entre otras medidas. Todo ello con informes de análisis tardíos, resultando los mismos diez días después del suceso y de la aprehensión y detención del primer sospechoso quien hoy se encuentra en libertad”, remarca la iniciativa del concejal Andrés Rosa.

El área TGI
Al respecto, el edil recordó que “en el año 2015 se creó la Resolución General N° 59/15 por parte de la Fiscalía General donde se crea el Área de Tecnología y Gestión para la Investigación (TGI), teniendo como finalidad el previo análisis de los elementos probatorios y el aval de su producción por parte de la Fiscalía General, intentando que de este modo se ordenen y optimice la prueba requerida”.

Improvisación
“Parece mentira que con este nivel de improvisación se maneje la Justicia. La fiscal Fernanda Sánchez, a cargo de la causa, actuó bajo el debido proceso pero ella se encuentra bajo las órdenes del fiscal general Mastrorilli, quien nucleó en un área (TGI) la responsabilidad de producir y revisar pruebas. Por eso, Sánchez debió resignar nueve días para llegar a ver lo que arrojaban las cámaras y avanzar hacia el taxista, quedando el relacionista público en libertad, aunque seguirá procesado”, expresa la presentación realizada.

“Teniendo en cuenta todo ello y sabiendo que ya desde el 2012 o antes el Fiscal General da explicaciones de su gestión, manifestando que su tarea consiste en hacer que los fiscales puedan investigar, y considerando que se tarda 10 días en analizar los elemento probatorios (cámaras de seguridad y localización por GPS), y que este mismo año (6 años después) sigue dando las mismas explicaciones, siendo un obstáculo más que una ayuda para los fiscales en función”, remarca Andrés Rosa en su presentación.

MÁS NOTICIAS

Más Leidas